CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

CAÑITAS DE FELIPE PESCADOR. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) cumplió su amenaza, y este jueves cortó la luz del pozo de agua que abastece a los poco más de 6 mil habitantes de la cabecera municipal.

El presidente municipal, Marco Antonio Regis Zúñiga, reprochó el proceder de “la empresa, que presume ser en su slogan de clase mundial”, por una deuda que no es ni siquiera de la administración, pues recordó que los directivos se percataron cuatro años después de que les robaban la luz.

Lamentó la insensibilidad de la Comisión, a la que “no le interesa la gente, más en estos tiempos de pandemia, les vale m… la salud de la gente, no les interesa”; por ello, hizo un llamado a las autoridades estatales y federales para que intervengan, ya que consideró inhumano que se deje a la gente sin este servicio.

Detalló que desde el jueves al medio día acudieron los trabajadores de la CFE a realizar el corte que habían advertido hacer justo hace un mes, después de hacerle la advertencia de que cortarían la energía, debido a que el pozo principal de abastecimiento a la cabecera estaba “puenteado” en una de sus líneas y el medidor, desde 2015, por el que les hacen un cobro de un millón de pesos.

Regis Zúñiga calificó de sospechoso que hasta ahora, “hasta cuando nosotros entramos, ellos se dieron cuenta, y no entiendo por qué antes no hicieron nada”.

Recordó que del puenteo le hicieron saber en febrero, pero hace un mes que le advirtieron que, de no pagar la multa de un millón de pesos, le cortarían el agua y, de persistir, se irían a cortarles también la luz de los edificios públicos.

En este sentido, lamentó que las amenazas hechas se cumplieran sin importarle a la CFE la gente, “la pandemia no les interesa”, ya que con las medidas sanitarias el agua es indispensable para cuidar la higiene de las familias.

Recordó que les pidió adherirse a un convenio para realizar el pago, pero se negaron, “no nos dejaron entrar porque quieren dinero, quieren que les paguemos, pero ya nos cortaron el agua” y, con ello, advirtió, “las cosas se van a poner difíciles”.

En cuanto a si solicitará al gobernador Alejandro Tello Cristerna que intervenga, dijo que no, ya que si no se ha parado en Cañitas, menos querrá atenderle una llamada.

Cabe mencionar que durante los primeros meses de la pandemia la Comisión ya había hecho algunos cortes de servicio de energía, por lo que el alcalde acudió a negociar para que reconectaran el servicio.

Finalmente, el alcalde fue insistente en que el Municipio no tiene para pagar; además, “de la Federación nos vino una disminución de más de 2 millones de pesos, menos vamos a pagar, ¿con qué?”, reiteró.


Los comentarios están cerrados.