FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM

El gobernador Alejandro Tello Cristerna presentó una iniciativa de ley ante el Congreso del Estado, para hacer obligatorio el uso de cubrebocas y sancionar el incumplimiento de la medida sanitaria con multas económicas de más de 2 mil pesos y arrestos por hasta 36 horas.

Esto luego de la aprobación de normas similares en otras entidades con alertas por el aumento de contagios de COVID-19, como Sonora y Chihuahua, y aunque, reclamaron diputados locales, Zacatecas ya cuenta con una reforma al respecto, aprobada en octubre.

“Necesitamos tomar decisiones más drásticas. En ningún momento he buscado sancionar o multar, pero hoy sí presentar esta iniciativa que espero en días esté vigente; se multará y sancionará a quién no use el cubrebocas en un cúmulo de espacios públicos (sic)”, argumentó Tello Cristerna.

La propuesta de ley del titular del Poder Ejecutivo establece multas “de hasta 25 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA)”, equivalentes a 2 mil 172 pesos, y del doble en casos de reincidencia; estos recursos serían transferidos al sector salud para la atención a pacientes de COVID.

Además, se contempla “arresto hasta por 36 horas” contra quien “interfiera o se oponga al ejercicio de la autoridad sanitaria” o que, “en rebeldía, se niegue a cumplir requerimientos y disposiciones […] provocando un peligro a la salud”.

El gobernador aseguró que ésta “no es una medida recaudatoria, sino de prevención”. “Buscamos todas las alternativas, pero sigue el incremento del contagio, entonces la única vacuna que tendremos es el uso correcto de un cubrebocas, que más es empatía, solidaridad”, argumentó.

Ante la controversia generada en la Legislatura por esta iniciativa, Alejandro Tello puntualizó que no se actuará “fuera del marco de la ley” y recalcó que el objetivo es “evitar más contagios, defunciones y el colapso del sistema de salud”.

En cuanto a otras restricciones como el cierre de establecimientos o la reducción de la movilidad, aplicadas también en otras entidades, el mandatario estatal anunció que toda disposición deberá ser consensuada, ante el impacto económico, pero privilegiando “el bien mayor que es salvar vidas”.

Ejemplificó que, en caso de requerirse de nuevo la ley seca, se aplicará solo en los lugares “donde existe una venta indiscriminada, no en los que se acude y existen todas las medidas de seguridad y sanidad, como puede ser un restaurante”.

Tello Cristerna advirtió que “viene una etapa más complicada”, debido a las fiestas decembrinas, el arribo de paisanos desde Estados Unidos y la coincidencia de la temporada de influenza con la pandemia. “Por eso llamo a cuidarnos mucho y a cuidar a los demás”, enfatizó.

 

Alcances

El secretario general de Gobierno, Jehú Salas Dávila, explicó que la iniciativa se hizo “según el consenso del sector médico y especialistas de la salud”, al resaltar que el uso de mascarillas es la medida más eficaz para frenar la ola de contagios.

Con base en la Ley General de Salud del Estado y una vez que se apruebe por la Legislatura estatal, “se buscará inhibir la irresponsabilidad en espacios públicos o de uso común, en instituciones y empresas de sectores públicos y privados, incluidos centros religiosos y rutas del transporte”.

La norma aplicaría en los 58 municipios, para personas a partir de tres años de edad, “con excepciones de quienes tengan dificultades para respirar, menores de dos años o quienes tengan alguna discapacidad que les impida colocarse el cubrebocas”.

Como medidas complementarias, Salas Dávila mencionó que se reforzará la promoción de los protocolos para vigilancia y sanciones de autoridades municipales, así como la implementación de verificadores autorizados, a quienes se deberá facilitar libre acceso a edificios y establecimientos.

La dependencia encargada de vigilar e imponer sanciones sería la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ), mientras que la participación de los ayuntamientos se pretende mediante convenios de colaboración que se establezcan con la institución estatal.

NOTA RECUADRO

Demanda Morena analizar propuesta

La iniciativa del Poder Ejecutivo para obligar al uso de cubrebocas se presentó ante el Pleno de la Legislatura este mismo martes, unas horas después de recibida en el Congreso del Estado; sin embargo, el intento de discutirla como de obvia y urgente resolución no prosperó.

Con 15 votos a favor y 10 en contra de la bancada de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el documento fue turnado a la Comisión de Salud para su análisis y dictaminación, lo que provocó el choque entre fracciones parlamentarias.

Los diputados de Morena aclararon que no rechazan la medida sanitaria, “sino las formas” en las que se les presentó la propuesta de ley. Argumentaron la necesidad de tiempo para estudiarla, sobre todo por la imposición de sanciones, económicas y de arresto, para verificar sus alcances.

Mientras que el resto de las bancadas reclamaron la urgencia de la medida, los de Morena señalaron como “una falta de respeto” al Poder Legislativo que se pretendiera pasar la norma sin revisión y reviraron que no se someterían a “presiones”.

Éstos fueron los principales reclamos de los diputados Mónica Borrego Estada, Omar Carrera Pérez, Jesús Padilla Estrada, Héctor Menchaca Medrano y Alma Dávila.

Mónica Borrego recordó que el titular de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ), Gilberto Breña Cantú, ha evadido los cuestionamientos de los diputados sobre las estrategias contra la pandemia, por lo que subrayó la necesidad de que la Legislatura revise y aporte en los procesos que le corresponden.

“No se puede discutir algo que se nos trajo a las 8 de la mañana y si no se tienen los argumentos […] La fracción de Morena no está en contra, estamos en contra de cómo nos quieren tratar, porque no somos empleados del gobernador y tenemos que dignificar este poder. Somos legisladores y, como tales, tenemos que poner reglas y normas, no el secretario de Gobierno”.

Navidad Rayas recalcó que la propuesta del Poder Ejecutivo deja vacíos en la regulación de las sanciones y la procedencia de los arrestos, por lo que advirtió de los riesgos que esto representa. Además, recordó que antes se ha preponderado “el mal trabajo de funcionarios consentidos”.

Omar Carrera expuso que no se han difundido los alcances de la ley, al resaltar que el monto de la multa económica asciende a más de 2 mil pesos. Reconoció que tener propuestas es bueno, pero que no se puede “actuar sobre presiones ni chantajes ni intimidación”.

Jesús Padilla, coordinador de la bancada de Morena, reprochó: “no son enchiladas”. Apuntó que no se prestarían a aprobar lo que otros, como el independiente Javier Calzada, calificaron como “ocurrencias”.

Padilla Estrada insistió en que no se permitiría “atropello a la soberanía”, toda vez que llamó a evitar caer “en una situación de pandemia política”.

En su intervención en asuntos generales, el diputado Héctor Menchaca rechazó que haya irresponsabilidad en postergar la aprobación del uso obligatorio de cubrebocas, pues recordó que esto ya lo hizo la Legislatura.

El 19 de agosto, Susana Rodríguez Márquez, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), presentó ante la Comisión Permanente una reforma a la ley de salud para incorporar medidas sanitarias en caso de emergencias.

La propuesta fue aprobada el 6 de octubre, con lo que se estableció la obligatoriedad de las disposiciones y se abrió la posibilidad de imponer sanciones en caso de incumplimientos. Sin embargo, reveló Menchaca Medrano, ésta no se ha publicado en el periódico oficial.

Por último, la fracción de Morena pidió a la presidenta de la Comisión de Salud, Karla Valdez Espinoza, que iniciara las labores legislativas desde este martes, para tener un dictamen que pudiera discutirse y votarse el miércoles o jueves de esta misma semana.


Los comentarios están cerrados.