Luis Ernesto Olvera Rosas
Luis Ernesto Olvera Rosas

Para eso están

 

Democracia transparente. En MORENA parece que estamos a punto de repetir historias del pasado con procesos que dieron fin a un partido que buscaba ser de izquierda, en el cual no milité, ante la falta de instrumentos al interior del partido para discutir y analizar el fortalecimiento de la vida partidaria, la política nacional e internacional de manera ordenada y amplia, con la mayor concurrencia de los militantes, que es parte del olvido o conveniencia de los dirigentes para que un partido funcione y permita tomar decisiones congruentes con la ideología que profesa.

No requiere ser a diario, ni asambleas o reuniones gigantes, si existen mecanismos funcionales para llevar a efecto las resoluciones, a pesar de lo complejo que señalan los estatutos del partido, sin embargo, debió haber sido tarea de las dirigencias estatales; esperemos vengan tiempos para corregir.

Porque en la misiva a Bertha Luján y Mario Delgado, para que no se tomen en cuenta candidatos externos en una consulta o encuesta, es de tres aspirantes del partido, del dirigente estatal y un consejero, no representa la posición de militantes, y tampoco de consejeros estatales, es a manera de grupo o personal. Tarde es la respuesta que dan para la competencia electoral; seguro a muchos nos hubiera interesado discutir y tomar acuerdos partidarios respecto a este proceso que puede hacer regresar a la izquierda zacatecana a dirigir el Estado, tan dañado por los gobiernos de estos 15 años.

Cuando se habla de unidad en este proceso de selección de candidatos, se olvidan que sus estrategias no deben ser sectarias, ya que excluir a quienes tuvieron una participación fundamental en el triunfo de MORENA en el estado y regiones aledañas para la victoria de AMLO en las urnas, como los Monreal y petistas, es un acto de incoherencia; cuando David Monreal participó en el gobierno de López Obrador y Ricardo Monreal representa al partido con atinada coordinación en el senado de la República.

Ahora, todo está en manos del Consejo y la dirigencia nacional.

Mujeres ¿Qué conmemoramos? Cuando falla la justicia y no hay la paz que queremos los seres humanos, no conmemoramos nada. El 25 de noviembre se evoca el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer; ojalá, estuviera eliminada o al menos disminuida la violencia contra la mujer, pero no ha sido así a nivel mundial, y aunque existen actualmente cifras de disminución de asesinatos al respecto en México, todavía no para la ola de asesinatos, recrudecida en la etapa fascista de gobiernos de derecha, sin interés en proponer políticas sociales tendientes al apoyo a los problemas femeniles, causantes de la gran descomposición social; no construyeron políticas públicas para educar, vigilar, prevenir y sancionar los actos violentos contra las mujeres.

Los asesinatos son condenables en contra de cualquier ser humano e inadmisibles contra mujeres, pero peor, contra niñas. Cuando las voces de mujeres se levantan contra el sistema patriarcal, tienen justa razón. Datos de instituciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud, señalan, que la mayoría de los femicidios son cometidos por una pareja actual o anterior de la víctima; incluyen maltrato repetido en el hogar, amenazas o intimidación, violencia sexual, y que más de 35% de todos los asesinatos de mujeres a nivel mundial son cometidos por un compañero íntimo.

Todavía más condenable un asesinato como el de la menor Sofía en Fresnillo Zacatecas, que demuestra la incapacidad o contubernio de cuerpos policiacos para atender el llamado a su búsqueda. Para un servidor, es increíble que en lugares tan poco poblados como en el estado de Zacatecas exista falta de un sistema de inteligencia en contra del crimen para evitar lo que ya conocemos los ciudadanos, asesinatos cotidianamente.

El llamado del alcalde Saúl Monreal para acelerar la investigación por la muerte de la menor a las autoridades estatales no debería echarse en saco roto, porque la desesperación de los grupos feministas para detener la violencia contra las mujeres ya empezó en Fresnillo.

Parte de la causa de violencia son décadas soportando  gobiernos conservadores y de presidentes con gran carga patriarcal, como el de Vicente Fox; recordemos que afirmó “el 75% de los hogares en el país tenían una lavadora, pero no de dos patas o de dos piernas, sino metálica”; la referencia de Diego Fernández de Cevallos a las mujeres como “el viejerío”, y el menosprecio de Peña Nieto a actividades que deberían ser compromiso dual al contestar sobre el precio de las tortillas: “No soy la señora de la casa”.

El gobierno de la Cuarta Transformación tiene obligación de mostrar las políticas públicas que ataquen la violencia contra la mujer, primero, en los órganos de seguridad y trascendental en la educación. Nos gustó la mañanera del 25 de noviembre por los datos que se mencionaron, y la presencia de mujeres funcionarias comprometidas en el trabajo de instituir acciones y estrategias en torno al género. Como dijo una internauta: “Para eso están”

Adiós Pelusa. Disfrutamos el futbol, aunque no es mi deporte favorito, cuando hay un astro que ilumina al juego, con habilidades nacidas de la inteligencia, pasión y corazón. El gran Diego Armando Maradona lo hizo, nos representaba a muchos por ser de la misma extracción social, cautivaba con sus respuestas a sus travesuras en la cancha, “fue la mano de Dios”, no temía a dialogar con personajes como Fidel Castro y Hugo Chávez. Adiós Pelusa

luiserol@hotmail.com


Los comentarios están cerrados.