KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

El gremio de restauranteros se opone a las nuevas medidas de contención de COVID-19 en la entidad, informó Carlos de la Torre García, presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

“Nuestra postura es que den opciones a estas limitantes, que nos volvieron a implementar al sector cuando hemos sido unoque implementó los protocolos en un cien por ciento y nos han dado resultados positivos, ya que no hemos llegado a un colapso por contagio.

De la Torre García, declaró que estas medidas, con las que los restaurantes tendrán que operar con 25 por ciento de su capacidad “toman restricciones fuera de la lógica de cualquier negocio, el cerrar el aforo a 25 por ciento no hay negocio o fórmula matemática para que sea rentable”.

Además, se tiene que sumar el cierre a las 19 horas, “lo cual es un limitante más; lamentablemente tienen una imagen errónea del restaurantero”, ya que 96 de los negocios de este giro son de autoempleo conformados por familias enteras.

“Por lo que estas medidas laceran los ingresos de las familias, es lamentable que no se vea la realidad del sector; ya venimos de un  año complicadísimo, cuando se cargan ocho meses de operación a 30 por ciento en comparación con 2019; la aplicación de estas restricciones en este período que podría ser de recuperación para el sector estará muy complicado”.

El presidente de la Canirac agregó que los restauranteros ya tienen problemas económicos complicados como rentas, pagos de proveedores, pago de aguinaldos, pago de cuotas se seguro social y “no hay condiciones para cumplir con todos”.

Refirió que el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS)  ya realiza visitas para embargar para el seguro de bienes por pagos acumulados.

Ante lo cual externó: “parece ser que esta radiografía no la conocían las autoridades y aplican la restricción, estamos de acuerdo que hay que ver primeramente por la salud, pero hay que revisar también otras esferas que tienen que ver en el equilibrio de la ciudadanía como lo son la economía y la seguridad”.

Informó que durante 2020 han cerrado 42 restaurantes y la cifra podría subir con estas medidas, lo cual se convierte en pérdidas de patrimonio y empleos.

Finalmente De la Torre García  expuso que la propuesta de la Canirac para las autoridades de salud es que se garantice “que a partir del 14 de diciembre vamos a operar con las condiciones que teníamos, con aforos de 50 por ciento y horarios de cierre a las 23:30 horas, ya que 25 por ciento no es rentable para ningún negocio”.


Los comentarios están cerrados.