PASO A PASITO

El TUMOR no quiso que Morena le robara cámaras este fin de semana y se adelantó a asegurar que ya merito, casi casi, ahora sí se concretaría la alianza del PAN y el PRD con el PRI. Por lo pronto, los tres mosqueteros irían juntos para las diputaciones federales.

Así lo presumió la dirigente blanquiazul en Zacatecas, Noemí Luna, y solo restaría ver qué tanto deja para los suyos quien luciera como la más bonillista del PRIAN. Pero todo cambia. Ahora Luna se inclina por abanderar a una mujer. Y sonaron campanas para la senadora Claudia Anaya.

Con Raymundo Carrillo, recién llegado como presidente estatal en el Sol Azteca, las asperezas desde la dirigencia nacional parecen limarse gracias al alcalde de Villanueva, Miguel Torres. Así las fichas se acomodan. Mientras, en el PRI, los de Enrique Flores están a la espera del mandato de Alito Moreno, por lo que chance y a Fito Bonilla lo dejan en cuarentena.

 

LOS SIN MIEDO

Como si ya fueran los candidatos, los que aspiran a serlo llegaron a la sede nacional de Morena acompañados de buscahuesos, tamborazos y ¡hasta gallinas! (de verdad y sin alusión a los allá presentes).

David Monreal, Ulises Mejía, José Narro, Luis Medina y Jaime Enríquez se registraron para abanderarse por el partido del presidente López Obrador. Todos por la gubernatura.

De entrada, Monreal Ávila fue el que mostró mayor apoyo, sobre todo de alcaldes de partidos varios. Pero lo que para muchos en Zacatecas fue “muestra de músculo”, para los de la capital del país llamó la atención por el rebrote de COVID-19 que también padecen allá.

En las mismas se vio a Ulises Mejía, pues tal parece que el primer edil no se quiso quedar atrás y, con la marea de trabajadores del ayuntamiento, la sana distancia la dejó en el olvido. Nomás porque a los guindas no los regaña el subsecretario Hugo López-Gatell.

 

ALCALDES 4T

Entre desaires y rencores, el TUMOR no termina de formarse y ya se le separaron varios, sobre todo en los municipios. En Ciudad de México y con Morena, varios fueron los que se dejaron fotografiar para decir adiós a su pasado del lado de “la mafia del poder”.

Por allá estuvieron a las alcaldesas de Villa González Ortega, Imelda Mauricio, y de Moyahua, Norma Castañeda, antes de la alianza entre PRI-PAN. Además, ya libres y destapados, los de Nueva Alianza se hicieron presentes con el presidente de Morelos, Eduardo Duque.

De la 4T, los que aprovecharon para hacerse notar con David Monreal fueron los de Guadalupe, Julio César Chávez; Nochistlán, Armando Delgadillo; Cañitas, Marco Antonio Regis, y de Miguel Auza, José Alfredo González, apuntadísimos para la relección. También fue el Ojocaliente, Daniel López, quien presumió puntos con la mismísima titular de la Segob, Olga Sánchez, en la resolución del conflicto de la mina El Coronel.

 

APUNTADO

Pasado el alboroto, desde casa, Saúl Monreal aprovechó para levantar la mano por repetir en la alcaldía de Fresnillo, o lo que queda de ella, aclaran desde el INAH. Entre los chismosos, criticaron que eligiera mal momento para expresar sus aspiraciones, pues el feminicidio de la niña Sofía aún no se resuelve y nueva presidencia pues todavía no hay.

Lo que se resalta, comentaron los venenosos, es que en el clan fresnillense todo está planchado y, lejos de los que lo sonsacaban y las encuestas que lo incluyeron, el menor Monreal se enfocará en continuar sus proyectos en el municipio, donde se le reconocen gestiones en obras concedidas por la Cuarta Transformación.

Tan animado estaba por su próximo registro, que a Saúl Monreal se le salió decir que, con él, El Mineral ha avanzado “lo que nunca antes en la historia de Fresnillo”, dando el traste a todos los que lo antecedieron, incluidos familiares. ¡Ups!


Los comentarios están cerrados.