STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

DURANGO. La doctora Azucena “N”, quien fue reportada como desaparecida la mañana del martes, no sufrió ningún delito, fue detenida por la Fiscalía del Estado de Durango acusada de homicidio calificado en forma de tentativa.

Ruth Medina Alemán, fiscal del estado, dio a conocer que el domingo por la mañana hubo un llamado de la clínica No. 1 del IMSS sobre un presunto delito en contra del magistrado Héctor Silva Delfín, paciente internado en dicho nosocomio.

Narró la Fiscal que una mujer, al parecer trabajadora del mismo Seguro Social, fuera de su horario laboral, intentó desconectar los aparatos médicos que mantienen con vida al Magistrado.

Sin embargo, “no logró su cometido porque los aparatos emitieron una señal de alarma provocando que la mujer abandonara el lugar”.

Aseguró que, tras revisar las cámaras del hospital se pudo comprobar que la mujer que intentó desconectar al magistrado es presuntamente la doctora Azucena, por lo que se solicitó la orden de aprehensión y fue detenida.

Medina Alemán aseguró que la doctora fue detenida con una orden judicial y que nunca se violaron sus derechos ni se le incomunicó; dijo desconocer si la acusada habló con sus familiares vía telefónica, “pero nunca estuvo incomunicada”.

Explicó que existen todos los elementos y pruebas para proceder en contra de Azucena por el delito de tentativa de homicidio y que más adelante se ampliará la información.

Por su parte, Julio Gutiérrez Méndez, delegado del IMSS acompañó a la Fiscal y dijo que el Seguro Social apoyará en las investigaciones necesarias.

Mientras tanto, afuera de la Fiscalía del Estado, un grupo de alrededor de 30 a 40 personas, que aseguraron trabajar tanto en el IMSS como en el HG 450, negaron la acusación contra la doctora Azucena asegurando que ella “es una buena persona”.

Incluso señalaron que siempre ha sido una profesional en su trabajo, por lo que no creen la versión dada a conocer por la Fiscalía.

Los manifestantes aseguraron que harán una protesta de “brazos caídos” en diversas instituciones.

FUENTE: EL SIGLO DE TORREÓN


Los comentarios están cerrados.