ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

WASHINGTON, D.C. La familia Guillén, en compañía de autoridades estadounidenses, informó que 14 militares, entre ellos los generales Scott Efflandt y Jeffery Broadwater, fueron suspendidos del ejército después de las investigaciones por el asesinato de Vanessa Guillén.

El secretario del ejército, Ryan McCarthy, reconoció que este crimen conmocionó la conciencia y llamó la atención de lo que ocurría en la base militar de Fort Hood, Texas, donde la joven Vanessa Guillén fue brutalmente asesinada por un militar.

Gloria Guillén, madre de Vanessa y originaria de Río Grande, recordó cómo ha sido la odisea para que su hija tenga justicia, ya que ella desde el día de su desaparición el 22 de abril quería encontrarla viva.

“La encontramos asesinada, la mataron al interior de la base militar, por eso hemos llegado hasta donde hemos llegado, porque nadie merece morir como murió mi hija”.

En un emotivo mensaje afirmó que juró dar con los culpables del asesinato para que cumplieran su condena en una cárcel y la destitución de los 14 miembros del ejército “es el primer paso”.

“Yo le dije al secretario del ejército que se merecen la cárcel y que se sepa lo que realmente pasó, porque no solo fue mi hija, son varios soldados, Fort Hood es de lo peor”.

Expuso que faltan dos investigaciones por concluir, en las cuales se debe investigar el sospechoso suicidio del principal inculpado, Aaron Robinson.

“Él iba a echar de cabeza a los verdaderos culpables, lo asesinaron, mi hija fue acosada sexualmente, nosotros queremos justicia y que pase la ley para que no vuelva a pasar esto a los jóvenes soldados”.

Aseguró que “los ojos de toda la nación estadounidense están puestos sobre el caso de Vanessa Guillén”.

Mayra Guillén afirmó que dentro de la lista de militares dados de baja hay nombres de todos los rangos, “desde el más alto hasta el más bajo, ellos fueron los que mintieron para que no encontráramos más rápido a mi hermana”.

La familia enfatizó que la muerte de Vanessa hizo que naciera un movimiento para exigir que el gobierno proteja a sus soldados del abuso y el acoso que existe dentro del ejército.


Los comentarios están cerrados.