FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI), en Zacatecas son 18 mil 585 las niñas de entre cinco y 17 años que se encuentran en ocupación laboral, bajo condiciones inadecuadas y no permitidas.

En contraste, el Sistema Estatal DIF (SEDIF) informó que son 36 niñas las que se encuentran en estas condiciones en todo el estado, a las cuales, aseguró, se les da seguimiento y acompañamiento para que puedan desarrollarse en condiciones adecuadas.

La parte oficial, correspondiente al estado, puntualizó que los datos son muy diferentes puesto que el Inegi toma el trabajo infantil de manera general, en cambio, lo que hace el SEDIF es acudir y atender el denominado trabajo urbano marginal.

 

En riesgo

La encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) destacó que las condiciones no permitidas se derivan de que las niñas trabajan a pesar de tener edad menor a la permitida legalmente y en sectores económicos y ocupaciones peligrosas, con horarios prolongados.

En conformidad con los datos generados por el Inegi en conjunto con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), se puntualizó que estas actividades económicas no permitidas “ponen en riesgo la salud, afectan al desarrollo físico y mental de las niñas que se encuentran en condiciones de ocupación”.

Aunado a esto, se expuso que de las más de 18 mil niñas zacatecanas que están bajo condiciones de trabajo infantil, 11 mil 424 no acuden a la escuela por ir a trabajar.

Dentro de la ENTI se resaltó que, además, son más de 10 mil niñas y adolescentes que trabajan y aportan recursos para su familia, cumpliendo jornadas de más de 36 horas por semana.

De acuerdo con la ENTI se informa que el trabajo que realizan las menores aporta alrededor de dos salarios mínimos para su núcleo familiar.

La encuesta revela que la actividad que se realiza en mayor medida por las niñas zacatecas es trabajo doméstico, seguido del trabajo agrícola.

Esta encuesta se realizó con el fin de brindar información certera del trabajo infantil que realizan niñas en México y en los 32 estados, mismo que se pueden mejorar mediante políticas públicas para erradicar esta práctica que en muchas ocasiones vulnera los derechos humanos de las menores de edad.

 

En calle

Guadalupe Álvarez García, subdirectora de Atención a Grupos Vulnerables y Desarrollo Familiar, informó que el SEDIF, en comparación con los datos que arroja el Inegi, se enfoca en el trabajo urbano marginal, “el trabajo en calles que pone en riesgo la integridad de niñas y niños, es por esa razón que los datos difieren a lo que nosotros atendemos”.

Álvarez García detalló que de los 160 niños y niñas que trabajan, 36 son niñas de entre uno y 16 años, además que destacó que esta cifra aumentó 20 por ciento durante el periodo de pandemia.

La subdirectora de atención detalló que de las 36 niñas que atiende el SEDIF, 65 por ciento son niñas de origen wixarika y el porcentaje restante son originarias de Hidalgo, Estado de México, Chiapas y Ciudad de México.

“Es importante aclarar que en este momento no se tienen niñas de origen zacatecano que estén en condiciones de trabajo urbano marginal”.

Destacó que la intervención que realiza el SEDIF es preventiva, pues las autoridades se acercan con las niñas y niños que trabajan en las calles o piden dinero para así, por medio de talleres, desarrollar sus habilidades y puedan aprender un oficio digno, aunado a que se les da escuela para padres a los tutores de las menores.

Enfatizó que además se les dan mil 600 pesos a las niñas, para que ellas puedan comprar los materiales que les hagan falta para emprender sus oficios o para que puedan apoyarse económicamente.

En caso de que no se sigan los cuidados que se les tratan de inculcar en la escuela para padres, entonces el SEDIF, a través de la Procuraduría de Niñas, Niños y Adolescentes, toma las medidas pertinentes para que las menores estén en buenas condiciones de desarrollo.


Nuestros lectores comentan

  1. La irresponsabilidad del «gobierno» de telo y de la «presidencia del SEDIF de cristina no tienen límite, además de que ambos se han vuelto descarados con su cinismo ante la sociedad que tanto ha llegado a repudiarlos.