ALZADOS

Los autodenominados rebeldes del PRI decidieron dejar las sombras para elevar el debate por las candidaturas a… las redes sociales. Así o más morenos. Los negados a perder su oportunidad difundieron una reunión a la que supuestamente habrían asistido los ex presidentes del Comité Directivo Estatal, con Pepe Bonilla y el recién desconfinado Fito como protagonistas.

Resulta que la vieja, vieja guardia tricolor se rehúsa al casi inminente nombramiento de la senadora Claudia Anaya como la mera buena. Tan amachados se dijeron que amenazaron con una ¡renuncia masiva! de ex dirigentes, comités municipales y organizaciones del partido. Y hasta se atrevieron a proponer a Fito Bonilla como “independiente” … será de todos menos de papá, comentan en sus propios nidos.

 

¿Y LOS ALONSISTAS?

Igual de rápido se les cayó el teatrito, pues con los envalentonados ni estaban todos los que dijeron ni respaldaron todos los que presumían. Ahí está que entre ellos mismos traen pleitos. La gran pregunta del día fue ¿dónde quedaron todos los alonsistas? De entre los bonillistas trascendió el temor de que Miguel Alonso y compañía definitivamente les den la espalda. Brillaron por su ausencia.

Reforzaron los miedos que, de entre los desaparecidos, varios rechazaron rápidamente haber participado en la convocatoria pro Bonilla. Así lo hizo Roberto Luévano, secretario de Desarrollo Social. También saltaron las alarmas en los comités municipales, que aclararon que a ellos ni les preguntaron. Mientras tanto el dirigente estatal, Enrique Flores, prefirió guardarse para tiempos mejores, que auguran serán pronto.

 

OTRO NIVEL

La que demostró no andarse por las ramas fue la mismísima Claudia Anaya Mota, quien a tiempo se puso al tiro para hacer frente a los priístas rijosos. Con la institucionalidad por delante, la senadora del PRI aclaró que no tiene problemas con el hijo Bonilla, pues recordó que las decisiones son del partido y no nomás de ganas (por aquello de los ocurrentes). Para que le midan.

Tan fácil como que al que tenga duda, pues que reclame a la dirigencia nacional. Cuentan las víboras tricolores que la pretendida rebelión en sus contadas filas durará menos que la aspiración del ex secretario del Campo. Se sabe que a los alzados se les acabará lo valiente en cuanto el presidente Alito Moreno haga pública la determinación. Para entonces, calladitos se verán más bonitos.

 

EN LAS MISMAS

En el otro lado de la historia, este fin de semana corrió una nueva producción del TUCOM (Todos Unidos Contra Monreal). Ya sea por odio o precaución, la reedición de “La Llamada Trágica” (2016), entre Ricardo y David Monreal, llegó justo en días clave: en plena encuesta de Morena para elegir al candidato de sus ojos… los del presidente López Obrador. Y todo por ¡las benditas redes!

En la guerra, los guindas se dan con todo y hay quienes ya valoran nominar el audio alterado a los premios Más Infamias (2020-2021), con todo y nuevos personajes incluidos. Lo malo, advierten las serpientes del partido, es que se nota el fuego amigo. ¿O quién sería ahora el autor? ¿el encuarentenado José Narro, el influencer Luis El Oso Medina o el “joven” Ulises Mejía?


Los comentarios están cerrados.