CONTAGIADO

Ahora le tocó al gobernador Alejandro Tello, ¡en pleno semáforo en rojo por COVID! El de Zacatecas se apuntó en la lista de la docena de mandatarios estatales que antes dieron positivo y luego de la reciente reinfección del bajacaliforniano Jaime Bonilla. A encerrarse.

Ni el nacimiento en Plaza de Armas, las cabinas de cristal, cubrebocas o caretas hicieron paro al góber, quien insistió, como cada semana, que la pandemia no se acaba y es momento de cuidar familias y quedarse en casa.

Para tantearle el agua a cómo vamos, un crudo recordatorio: fue en agosto cuando el Conacyt prendió alarmas para Zacatecas, pues con el aumento de entonces se estimaban 20 mil contagios al cerrar el año. Cuatro meses tuvimos pa’bajarle y ya llevamos más de 19 mil.

 

VIBRAS

Conocida la noticia del góber Tello, llovieron los mensajes para su pronta recuperación, y entre los primeros estuvo ¡David Monreal! El ex coordinador general de Ganadería respaldó el llamado a no bajar la guardia en Zacatecas, para muestra de que antes la civilidad. Otros guindas no lo hicieron.

Pero no todas fueron buenas ni tempranas vibras o así se vio, para variar, en el propio equipo (y el ex). Mientras varios se apresuraron, como Carlos Peña, director del IZEA, y Roberto Luévano, de Sedesol, pasaron varias horas para que Fito Bonilla publicara la consideración.

Será, cuentan los chismosos, que entre priístas ya está más que medida la sana distancia y no precisamente por el virus, pues el ex secretario del Campo regresa igual que como se fue a la dirigencia nacional.

 

ACEPTACIÓN

Así las cosas entre tricolores y tras el posicionamiento del tribunal electoral sobre la paridad en candidaturas, una resignada Noemí Luna se encontró con Claudia Anaya en un café. Mejor tarde que nunca, dice el dicho albiazul.

La dirigente estatal del PAN comenzó a armar un nuevo álbum de fotos para el Face, esta vez con la senadora del PRI. Y de los bonillistas nomás los fósiles quedan, luego de la postura del gobernador y de que empezaran a salir los alonsistas, por los que tanto preguntaban.

Desde el fallido levantamiento, el secretario, ex presidente y antes aspirantes, Roberto Luévano, se deslindó. Después Carlos Peña, otro de los Cuatro Fantásticos por la postulación, hizo lo propio. Nada más falta que lo hagan oficial.

 

SUMAS Y RESTAS

En una nueva encuesta de El Financiero, la diferencia entre morenos puros y tricolores solos es de ¡15 puntos! Lo que explica que los sueños independentistas efectivamente son poco informados y que, ya en merienda, todo priísta le entra con gusto al PAN.

Si en la medición se pone a los de la 4T y el TUMOR, la distancia queda de unos ocho puntos. Pero, advierten los que saben, estas cuentas son si los de AMLO acoplan al PT y al Partido Verde, y sin juntar a Nueva Alianza. Al parecer, poco más de un tercio no ve mal dar su voto a ganso y tucán.

Nomás hay un reto: se llama indefinidos.


Los comentarios están cerrados.