REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Este miércoles entraron en vigor una serie de nuevas disposiciones para prevenir y contrarrestar el sobrepeso, la obesidad y los trastornos de la conducta alimentaria.

Entre ellas, la integración de la cirugía bariátrica en las instituciones públicas del Sistema Nacional de Salud, como tratamiento de la obesidad mórbida y sus comorbilidades.

Ésta y otras disposiciones están contenidas en un decreto que reforma y adiciona la Ley General de Salud, publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación.

El decreto señala que los candidatos a cirugía bariátrica deberán cumplir con los criterios de selección, de acuerdo a las normas y protocolos de salud en la materia.

Establece que las instituciones de salud pública y privada, así como los establecimientos autorizados que practiquen dicha cirugía, procurarán contar con la infraestructura multidisciplinaria adecuada para dichos procedimientos de alta complejidad.

«Los establecimientos que presten servicios que ofrezcan cirugía bariátrica, sin apego a lo dispuesto en la presente Ley y en las disposiciones jurídicas aplicables, serán sancionados en términos del artículo 420 de la presente Ley», agrega.

El decreto formaliza la promoción e impulso de programas y campañas de información sobre buenos hábitos alimenticios, buena nutrición y activación física, por parte de la Secretaría de Salud.

Según los transitorios, la Secretaría de Salud contará con un plazo no mayor a 180 días para emitir las disposiciones jurídicas que se deriven del mismo.

«Las acciones que, en su caso, deban realizar las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, para dar cumplimiento a lo dispuesto por el presente decreto, se cubrirán con cargo al presupuesto autorizado para el presente ejercicio fiscal y los subsecuentes», añade.

Antonio Baranda
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.