CUQUIS HERNÁNDEZ Y ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ Y ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM

Estos son los operativos que se hacen para cuidar a los paisanos.

Aunque las extorsiones en contra de los paisanos disminuyeron en las agencias aduanales, según afirmaron autoridades de migración federal, es una práctica que sigue vigente, a pesar de que desde el gobierno de Vicente Fox se ofreció erradicar.

“De acuerdo con experiencias de los propios migrantes, cuando determinan viajar a México deben traer en la guantera un extra de entre mil y mil 200 dólares para el pago de extorsiones y cuotas legales, para volver a sus lugares de origen en México”, externó José Juan Estrada, titular de la Secretaría del Zacatecano Migrante (Sezami).

Pero no sólo es la extorsión a los paisanos que durante las temporadas vacacionales vuelven a su tierra, sino, también, se da en el sector empresarial. Actualmente, las autoridades están mediando ante el caso de un paisano que tiene la intención de invertir en Zacatecas, pero que sufre la condicionante de pagar 30 mil dólares de extorsión.

José Juan Estrada informó que además de las “cuotas” cotidianas que los paisanos deben pagar una vez que pasan por todos los filtros, legales y no legales durante el camino de vuelta a casa, actualmente dan acompañamiento a un hecho de extorsión a gran escala.

“El paisano con su compañía, generaría entre 200 y 500 empleos, pero se enfrenta a un caso de extorsión. Son 30 mil dólares de extorsión, de extorsión, no es una multa, es una cuota solo para la aduana”, lamentó el funcionario, al referir que como autoridades hacen todo lo posible por ayudar al empresario que pretende traer la maquinaria de Estados Unidos y está siendo obligado a pagar esta cantidad.

“Entonces la corrupción no ha terminado, no ha avanzado absolutamente nada; quien diga que las aduanas han cambiado, no han cambiado nada, lo dicen siempre. El presidente Fox lo ofreció; luego fue (Felipe) Calderón, luego (Enrique) Peña Nieto, luego Andrés Manuel López Obrador y no ha cambiado nada”.

No obstante, Ignacio Fraire Zúñiga, delegado del Instituto Nacional de Migración (INM), afirmó que el delito de extorsiones en las aduanas sí ha disminuido, y el actual gobierno hace un esfuerzo por erradicar todavía más este tipo de prácticas.

Afirmó que para cuidar a los paisanos que vuelven a sus lugares de origen en cada temporada, como la actual de Navidad, todas las corporaciones, nacionales y estatales, “estamos poniendo el mayor esfuerzo para que la gente regrese (venga) con bien a sus comunidades y también estamos al pendiente de su traslado y regreso a Estados Unidos donde están como residentes”.

Extorsiones cotidianas

José Juan Estrada informó a su vez, que el punto más álgido para los paisanos es la Aduana 2 de Piedras Negras, Coahuila, por donde se detecta el mayor ingreso de paisanos durante la temporada navideña.

“No es difícil saberlo, cuando es de todos conocido que si viajan en camión, es 100 por ciento seguro que los agentes pedirán ‘cuotas’ para no revisar los camiones. También se da el coyotaje cuando ante el temor de pagar caros impuestos, optan por esta práctica, pero luego son detectados y de todas formas los migrantes son obligados a pagar por las pertenencias que traen a sus familiares”.

Lo más lamentable, expresó, es que los paisanos vuelven de Estados Unidos con enseres y otras cosas, utensilios indispensables, que acá en las comunidades difícilmente podrían conseguir y ellos tratan de llevarles incluso hasta por acto humanitario; pero para lograrlo se enfrentan a la extorsión, y deben llevar consigo hasta los mil 200 dólares, y llevar preparados entre 500 y 700 dólares para cumplir con lo que los agentes aduanales exigen.

Ello, amén del coyotaje que algunas personas también padecen: “hacen coyotaje con productos para evitar pagar impuestos, con el fin de pasar por la línea de no declarar, pero si los detectan, aun así deben pagar; y esta regla oficial o ilegal, es un crimen y es un robo; pese a ello, muchos optan por no denunciar por temor a represalias”.

Estrada explicó que durante el ingreso a México desde las garitas, algunos critican y otros apoyan las caravanas migrantes, que incluso son acompañadas por políticos; lo cierto es que “todo el esfuerzo que se haga nosotros lo aplaudimos (los migrantes)”, mucho más durante esta temporada de Navidad, que es cuando ingresan al país miles de paisanos, sobre todo en vehículos.

El funcionario estatal explicó todo esto, basado en las propias experiencias de los paisanos que, aunque tienen temor de contar lo que les ocurre durante su viaje, sí dan a conocer el panorama como lo viven. “Y por fortuna para nosotros, a pesar de lo que les ocurre siguen teniendo el interés de volver a sus lugares de origen, ya que ellos viven precisamente con la ilusión de volver a dónde están sus raíces y sus familias”.

De filtros y asaltos

José Juan Estrada dijo que aunado al recurso que deben apartar para su viaje, pasar todos los filtros, con el pago de multas, cuotas, sus gastos naturales de traslado, así como gasolina, luego vienen sobre las carreteras estatales donde no ven a ninguna autoridad “para que vengan a ser extorsionados todavía”.

Ante las malas experiencias que enfrentan algunos paisanos al volver a su país, José Juan Estrada consideró que deben considerar algunas recomendaciones como evitar traer camionetas vistosas, además de viajar acompañados, estar en alerta constante, y usar el sentido común.

Implementan el botón de pánico

La diputada migrante por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Lizbeth Márquez Álvarez, informó que ante la percepción de inseguridad de los paisanos que retornan la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), implementa un botón de pánico.

Declaró que después de una reunión con el titular de la Secretaría de Seguridad (SSP) del Estado, Arturo López Bazán, se elaboró un protocolo de prevención, atención y denuncia de extorsiones y delitos en el tránsito, así como las comunidades de origen.

“Hay extorsiones del crimen organizado pero también de los funcionarios públicos, como saben que traen regalos o piensan que traen dinero, se da el descaro”.

Expuso que estas extorsiones no solo se dan en los lugares de tránsito o en las carreteras, sino en las comunidades de origen, por lo que es importante la implementación del botón de pánico.

“En los poblados todos nos conocemos, pueden decir que a Juanito le va muy bien en Estados Unidos, entonces llegan y son potenciales víctimas de extorsión”.

Opinó que los paisanos están en una situación de vulnerabilidad, por lo que se procurará realizar una campaña de prevención para evitar actitudes o acciones que los hagan blanco fácil de la delincuencia.

Explicó que este botón de pánico será por medio una aplicación y un número a un centro de llamadas directo a la oficina del secretario de Seguridad para que se brinde un acompañamiento.

“Hay un programa de seguridad durante los periodos vacacionales, pero la propuesta es para que se quede todo el año y que se difunda con los migrantes para que tengan esta herramienta a la mano”.

Reiteró que los migrantes se vuelven un blanco fácil para los extorsionadores, sean funcionarios públicos o delincuentes, por lo que es importante la difusión de esta campaña.

“Queremos que sepan que los migrantes no están solo y que van a tener el acompañamiento”.

Agregó que ya está en circulación un tríptico que se otorga en los filtros sanitarios y de seguridad en las principales carreteras del estado para que los paisanos conozcan los canales de denuncia.


Los comentarios están cerrados.