ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

Carlos de la Torre García, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Zacatecas, informó que, a pesar de los esfuerzos del gremio, las autoridades estatales no les permitieron abrir en horario especial para recibir el Año Nuevo.

Preciso que buscaban un permiso para ofrecer una experiencia única a los turistas que visitan la ciudad con motivo de las fiestas de fin de año, con la intención de recuperar ventas, pero no fue posible ante la negativa, que -explicó- contribuirá a la falta de ingresos y a la caída en ventas de 70 por ciento en comparación con 2019.

“Estaba sobre la mesa poder ofertar a los turistas del Centro Histórico algunas cenas a las 12 de la noche; sin embargo,no hubo la apertura ni la manera de lograrlo”, lamentó el presidente de la Canirac, al reconocer que el gremio esperaba una recuperación durante el último mes del año, “pero el panorama se complicó”.

Afirmó que otro de las complicaciones fue que a partir de noviembre se implementó la ley seca “fallida que nos redujo las ventas hasta el 30 por ciento”; además, el cierre forzoso de restaurantes a las 19:00 se sumó a perjudicar a los restaurantes que se dedican a las cenas durante las noches.

“Nuestras ventas han bajado entre un 85 o 90 por ciento, esperábamos poder recuperar algo para pagar temas pendientes con trabajadores, rentas y proveedores”, reiteró.

Actualmente, los restaurantes pueden abrir hasta las 23 horas y con 50 por ciento de capacidad, pero el presidente de la cámara puntualizó que las personas se han quedado en casa, por el tema de las festividades.

“La gente está confinada, no está saliendo, eso esperemos se vea en una reducción de contagios, para no llegar a un semáforo rojo que sería catastrófico”.


Los comentarios están cerrados.