OMAR LIRA / NTRZACATECAS.COM
OMAR LIRA / NTRZACATECAS.COM

Debido a la contingencia sanitaria por el COVID-19, el consumo de alcohol, marihuana y cristal, se incrementó entre adolescentes y adultos de 12 a 45 años, informó Antonio Reyes López, médico general del Centro de Integración Juvenil (CIJ).

Dijo que los pacientes inician estas actividades en el núcleo familiar y entre amigos; además, existen, también, distintos factores para que el consumo comience a hacerse presente, uno de ellos es el aislamiento por la actual contingencia sanitaria.

El médico refirió que el año pasado se atendieron a 113 pacientes, y este año, hasta la fecha, van 101 pacientes, quienes están en espera de que se incorporen algunos más para recibir tratamiento contra la adicción, principalmente de drogas.

Los “focos rojos” en donde se tienen estos problemas, son las colonias Arboledas, Emiliano Zapata, Del Sol, Abel Dávila García y la colonia Obrera, donde se ubica el (CIJ).

Mencionó que en comunidades como Buenavista de Trujillo también se presenta el consumo excesivo del alcohol y drogas ilegales, como la cocaína y el cristal.

Agregó que ya se brinda información y se proponen proyectos preventivos para el consumo desde el preescolar, además de tener el contacto con las plataformas de Internet y redes sociales para llegar a los jóvenes en estos tiempos de aislamiento.

“Hay que tener planes de prevención para reducir el consumo de las drogas y dar información detallada a los jóvenes”.

Antonio Reyes añadió que no sólo se brinda atención con tratamiento a dichas adicciones, sino también proporcionan atención telefónica para personas que presentan cuadros depresivos o de ansiedad; este grupo es de entre 15 a 20 pacientes, y en su mayoría son mujeres, quienes también sufren violencia familiar.


Los comentarios están cerrados.