REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Aunque en redes sociales se desconfía de que WhatsApp comparta los datos de los usuarios con Facebook, su empresa matriz, el servicio de mensajería instantánea afirma que el intercambio de información entre las compañías no ha sufrido grandes cambios desde hace más de cuatro años. La modificación en las condiciones y políticas de privacidad de la plataforma radica en las conversaciones que tienen las empresas con los usuarios.

Varios usuarios de WhatsApp se sorprendieron al recibir una notificación masiva en la que la app de mensajería anunciaba la actualización de sus condiciones y su política de privacidad.

En las actualizaciones clave, WhatsApp reiteró que la app de mensajería comparte datos con Facebook, su empresa matriz, intercambio de información que fue actualizado en la política de privacidad desde hace más de 4 años y el resumen sigue siendo similar.

Actualmente, WhatsApp comparte información de diferentes categorías con las compañías de Facebook, que incluyen la información de registro de sus usuarios (incluidos sus números telefónicos), datos de operaciones, información relacionada con el servicio, información sobre cómo los usuarios interactúan con los demás (incluidas las empresas) al usar los servicios de WhatsApp, además de la información de los dispositivos móviles de las personas que usan la plataforma, así como su dirección IP.

Además de todo esto, es posible que WhatsApp proporcione a Facebook otros datos que son enlistados en la sección «Información que recopilamos» en su Política de privacidad, que aunque no están especificados, incluyen la información de la ubicación, los cookies, la información sobre los estados publicados por los usuarios, además de sus mensajes.

Hay que recordar que los mensajes de este servicio están cifrados de extremo a extremo, por lo que WhastsApp afirma que no pueden ser leídos ni por los administradores de la plataforma, ni por terceros.

Además, la app de mensajería instantánea asegura que los mensajes se almacenan en los dispositivos de los usuarios y solo se resguardan temporalmente en sus servidores en algunos casos, por ejemplo, cuando los mensajes no pueden ser entregados de inmediato por una falla en la conexión entre el emisor y el receptor, por lo que los mensajes son alojados de forma cifrada en los servidores durante un plazo máximo de 30 días, mientras la plataforma intenta entregarlos. El sistema borra estos mensajes de los servidores una vez que son recibidos por el destinatario, o bien si no puede completarse la entrega después de dicho periodo de 30 días.

Desde octubre, WhatsApp ha anunciado que quiere facilitar que las personas realicen compras y obtengan ayuda de una empresa directamente en su plataforma. Por ello, la app actualizó las políticas de privacidad para describir que, en el futuro, ofrecerá a las empresas una función de almacenamiento opcional para utilizar una infraestructura de alojamiento seguro de Facebook, al resguardar y administrar sus chats de WhatsApp Business, vertical orientada hacia los negocios.

«Con respecto a la mensajería comercial, no exigimos a los usuarios que compartan dichos datos. Todos los usuarios serán notificados dentro del chat si el negocio con el que están hablando ha optado por usar Facebook para administrar y almacenar sus mensajes de WhatsApp».

Comentó WhatsApp en un comunicado.

Desde hace tiempo, WhatsApp a impulsado la integración de herramientas comerciales en su app.

Entonces, WhatsApp afirma que en caso de que los usuarios no quieran interactuar con las empresas que hayan optado por almacenar sus chats en la infraestructura de Facebook, podrán negarse a enviarles mensajes. Además, el servicio de mensajería instantánea reitera que los usuarios pueden bloquear fácilmente a una empresa en WhatsApp si así lo desean.

De acuerdo con la plataforma, esta actualización no afecta la forma en la que las personas se comunican en privado con amigos o familiares en cualquier parte del mundo.

Las nuevas condiciones y política de privacidad entrarán en vigor el 8 de febrero de 2021, por lo que después de esta fecha, los usuarios deberán aceptar los nuevos términos para seguir usando los servicios de WhatsApp.

En caso de que no estés interesado en mantener tu cuenta en WhatsApp y pienses migrar a otros servicios similares, es importante que conozcas a alternativas como Telegram y Signal.

Telegram

Telegram surgió en 2013 y es un servicio de mensajería instantánea basado en la nube, con una sincronización constante para que los usuarios puedan acceder a sus mensajes en distintos dispositivos a la vez, incluyendo tabletas y computadoras.

Este servicio permite compartir un número ilimitado de fotos, videos y archivos (doc, zip, mp3, etc.) de hasta 2 GB cada uno. En caso de que el usuario no quiera descargar dichos archivos, pueden permanecer almacenados en la nube. Telegram también tiene una infraestructura de múltiples centros de datos que implementan mecanismos de cifrado.

El servicio de mensajería privada es gratuito y sin publicidad. No obstante, en 2021 introducirá medidas de monetización para poder pagar la infraestructura y los salarios de los desarrolladores, aunque la propia plataforma afirma que generar ganancias no será su meta final y el sistema que implementará será amigable con los usuarios y respetará la privacidad de los mismos.

En cuanto a su política de privacidad, Telegram coloca dos principios en los que afirma que el servicio no utiliza los datos de los usuarios para mostrarles publicidad, a diferencia de WhatsApp, y que solo almacena información necesaria para funcionar adecuadamente.

Los datos usados por Telegram son el número telefónico, así como el nombre y la foto del perfil y datos acerca del usuario, como sus contactos, pues la plataforma notifica a las personas cuando alguien conocido se registra en el servicio. No obstante, Telegram afirma que no necesita el nombre real de los usuarios, ni su género ni edad.

En el caso del correo electrónico, estos son almacenados solamente si los usuarios registran un correo de recuperación al utilizar la función Telegram Passport, que permite almacenar documentos, o bien al utilizar la verificación de dos pasos.

Sobre el manejo de los mensajes y los archivos compartidos entre usuarios, las medidas cambian según sea el caso

Los mensajes, fotos, videos y documentos de los chats en la nube de Telegram, se almacenan en los servidores para que los usuarios puedan tener acceso a ellos desde cualquier dispositivo. Sin embargo, la app asegura que la información está altamente cifrada y que las credenciales de acceso a esa información cifrada están distribuidas en centros de datos de diferentes jurisdicciones.

La app también cuenta con chat de voz.

Por otro lado están los chats secretos, que están cifrados de extremo a extremo, similar a WhatsApp, y permiten su autodestrucción después de un tiempo determinado y no admiten el reenvío de los mismos. Estos mensajes no están alojados en los servidores y solo pueden verse a través de los dispositivos del emisor y el receptor.

Sin embargo, las imágenes, videos y archivos que envían los usuarios a través de chat secretos, son cifrados antes de cargarse al servidor para su envío, con llaves separadas. Luego, las llaves y las ubicaciones de los archivos son cifrados nuevamente con la llave del chat secreto y se envían al receptor. Así que aunque estos contenidos pasan por el servidor, prometen una alta privacidad.

Telegram también ofrece canales y grupos públicos. Todos los chats públicos se manejan como chats en la nube.

Cabe mencionar que en Telegram también puedes hacer llamadas de voz con cifrado de extremo a extremo.

En caso de solicitudes de datos de gobiernos, Telegram únicamente puede verse forzada a proporcionar información si se trata de un problema tan grave y universal que pueda pasar el escrutinio de diferentes sistemas legales alrededor del mundo. Hasta ahora, la plataforma asegura que ha entregado 0 bytes de datos de usuarios a terceros, incluyendo gobiernos.

Signal

La app de mensajería instantánea Signal fue lanzada en 2014 y se autodenomina como una organización sin fines de lucro que no depende de ninguna compañía tecnológica importante. Por ello, la plataforma se sostiene por medio de subvenciones y donaciones, con tal de ofrecer un servicio libre de anuncios publicitarios.

En los chats de Signal puedes enviar mensajes, GIFs, notas de voz, videos y otro tipo de archivos. Todos estos mensajes están cifrados de extremo a extremo.

También puedes hacer llamadas de voz o de video. En diciembre de 2020, Signal integró en sus servicios las videollamadas grupales, las cuales también están cifradas de extremo a extremo. La limitación es que únicamente se admiten hasta 5 participantes en cada grupo, pero Signal espera que pronto puedan aumentar el número de usuarios conectados simultáneamente.

Recientemente, Signal introdujo las videollamadas grupales con cifrado.
En cuanto a sus condiciones y políticas de privacidad, Signal afirma que no vende, renta ni usa los datos personales de los usuarios, o sus contenidos, para monetizarlos.

Además del número telefónico, los usuarios opcionalmente pueden añadir otros datos personales a sus cuentas, como sus nombres y fotos de perfil. Estos datos son cifrados de extremo a extremo, al igual que los mensajes y las llamadas de voz.

Similar a WhatsApp, Signal únicamente aloja los mensajes en sus servidores en caso de que alguno de los dispositivos involucrados en el chat esté sin conexión a internet.

Opcionalmente, Signal puede identificar a los contactos de los usuarios que se encuentran en sus directorios para notificarles si están registrados en Signal. Si bien Signal utiliza un servicio diseñado para proteger la privacidad de los contactos de sus usuarios, esta información puede ser cifrada al transmitirse a sus servidores mientras identifica a los usuarios ya registrados en la plataforma.

En caso de que los usuarios utilicen servicios de terceros como YouTube, Spotify, Giphy, etcétera, enlazados a los servicios de Signal, entonces las condiciones y políticas de privacidad que aplicarán serán las de las otras compañías.

Signal también advierte que puede usar los datos de sus usuarios en caso de que sean necesarios para cumplir la ley, regulaciones, procesos legales o solicitudes gubernamentales aplicables, además de procesos de investigación de posibles violaciones a los términos y condiciones, para detectar o prevenir algún modo de fraude o riesgo de seguridad o problemas técnicos, además de proteger a los derechos de autor, de propiedad y seguridad de Signal, los usuarios, o el público, según lo requiera la ley.

Staff
Agencia Reforma


Deja un comentario