LIBRADO TECPAN/NTRZACATECAS.COM
LIBRADO TECPAN/NTRZACATECAS.COM

A poco más de un año de las riñas en las que 16 presos fueron asesinados y 10 heridos, ahora un motín en el penal varonil de Cieneguillas terminó con un interno muerto, otros seis lesionados y un grupo, de alta peligrosidad, trasladado. Los hechos ocurrieron la madrugada de este viernes y la revuelta tardó más de seis horas en ser controlada, con un impresionante operativo de todas las corporaciones.

El botón de pánico del Centro Regional de Reinserción Social (Cerereso) se activó aproximadamente a las 1 horas, cuando custodios y policías estatales intentaron detener una pelea entre reclusos; sin embargo, el problema escaló y los elementos de seguridad habrían sido superados en número.

Minutos después, efectivos de los tres niveles de gobierno arribaron a la penitenciaría e ingresaron para recuperar el orden, pues la riña se había convertido en un amotinamiento. Tres horas después, las autoridades solicitaron refuerzos de los municipios más cercanos, en un impresionante operativo.

Los refuerzos llegaron desde las corporaciones de Jerez de García Salinas, Calera de Víctor Rosales, Fresnillo y Guadalupe. Al filo de las 4 horas, el reclusorio estaba rodeado por patrullas, mientras más unidades se distribuyeron en las inmediaciones y al menos 300 uniformados entraban por bloques.

Adentro, la situación seguía fuera de control y se tensó aún más cuando se realizaron detonaciones de arma de fuego; sin precisar detalles, fuentes oficiales confirmaron que en ese momento ocurrió la muerte de un interno y otro fue herido en una pierna, por lo que debió ser excarcelado y trasladado a un hospital.

Luego salieron varios policías para ser atendidos; los efectivos tenían golpes contusos y laceraciones que, se especificó, habrían sido causadas con piedras y otros elementos. En tanto, dentro del Cerereso aún no se restablecía el orden. De acuerdo con información oficial, el motín fue en los módulos 1, 2 y 3 del área de sentenciados.

Hasta el amanecer

Pasadas las 5 horas, se escuchaba una mayor movilización dentro del penal, a causa de posibles explosiones de bombas hechizas, o tipo molotov, que los presos intentaron usar como distractores para tratar de escalar las paredes perimetrales y fugarse.

Pero no tuvieron éxito. Alrededor de la penitenciaría se mantenía un intenso operativo de prevención. Personal del Ejército Mexicano se unieron a policías municipales, estatales, metropolitanos, de vialidad, investigación y de la Guardia Nacional, que se encontraban en la zona.

También había ambulancias tanto de Protección Civil como de la Cruz Roja Mexicana, así como de la Policía Estatal Preventiva (PEP). Los principales accesos al centro penitenciario tuvieron que ser bloqueados para reforzar aún más la seguridad, tras cinco horas de no lograr control.

No fue sino hasta el mediodía que la situación dentro del reclusorio y en los alrededores se declaró en orden, no obstante, las autoridades mantenían los cierres, incluso de la carretera estatal, y sólo se dio paso a las corporaciones. El fortísimo operativo superó a los de los eventos de fin de 2019 e inicio de 2020.

Poco a poco disminuyó el número de elementos en el lugar, excepto por un convoy de Seguridad Vial y de la Guardia Nacional, con efectivos fuertemente armados que escoltaron a un grupo de reos de alta peligrosidad hasta los límites con Aguascalientes.

De ahí, los reclusos serán trasladados hasta Guanajuato, al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de Ocampo, sin que las autoridades zacatecanas dieran a conocer la identidad ni el número de internos retirados del penal de Cieneguillas.

En las inmediaciones del Cerereso de Zacatecas, se acumulaban familiares de los presidiarios que pedían información sobre la situación dentro de la cárcel; esperaron durante al menos cuatro horas hasta que, a las 3 de la tarde, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Arturo López Bazán, los atendió.

Las patrullas siguieron circulando y el despliegue de elementos se mantuvo en los alrededores de la penitenciaría hasta las 5 de la tarde. Mediante un boletín, se aclaró que en total fueron seis presos heridos y uno sin vida, pero no se especificó sobre oficiales lesionados.

La SSP expuso que siguen los análisis para determinar las condiciones de la muerte y las lesiones registradas, además de proceder con revisiones dentro del reclusorio y que el personal pericial realizara los dictámenes correspondientes.


Nuestros lectores comentan

  1. La solución para evitar las riñas en las cárceles es que a los reos los dejen salir solo en calzoncillos y descalzos, en grupos de no mas de 50 reos por un periodo de 30 minutos diarios, y aplicarles los castigos como a los mara salvatruchas, en igual de condiciones no pasa nada si se pelean, porque no van a poder ocultar las puntas o las armas. (mano dura con los delincuentes, irlos matando conforme vallan llegando.

  2. Mientras el pueblo este corutoyescondido debajo de las naguas de las mujeres jamás se acabará la corupcio de nuestras autoridades todos como nos vamos curunpiendo como la manzana podrida corrupe a las damas esto nunca se acabará segura creciendo el número de presos inosentesy culpables y las autoridades quitándoles a los de en media para repasionar a los que son poderosos pero la esperanza es que se acaben los de medio para que puedan seguir con los de abajo y un día queden los coruptos y que luchen entre ellos .las religiones también son responsables por estar escondidos en esa palabra DIos que usan seguir acumulando grandes riquezas y esclavizando al pueblo.recordemos que los pueblos solo tenemos lo que deseamos.sigamos escondiendo debajo de las naguas de las mujeres hasta se las tengamos que prestarlas a los abusivos .sigue siendo coruptos agacha más la cabeza.por que el PRI pan morena son los mismos..alguna Preza recibiendo sus subsidio seguirán protejiendo a los dedo esto.nadie más que yo que soy parte del pueblo soy responsable. El pueblo de toda la república ya perdió la dignidad y se convierte en desonesto.