ALBERTO MORONES Y KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES Y KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Decenas de tiendas de abarrotes y otros negocios pequeños han desaparecido en todo el estado como parte de los estragos de la pandemia, tanto por contagios y muertes por la COVID-19 como por la crisis económica que afecta a las familias, advirtió la Canacope.

El año pasado fue difícil para todos los sectores comerciales, pero varias dificultades se acumularon contra este tipo de establecimientos, principalmente que la mayoría son atendidos por personas de la tercera edad, uno de los grupos de más vulnerabilidad a complicaciones y fallecimiento por la infección.

Muchos de estos adultos mayores debieron cerrar las puertas de sus pequeños comercios para no exponer su salud, otros lo hicieron por la caída de ingresos en el negocio que significaba el sustento familiar y también se registraron defunciones de dependientes.

En aquellos casos en los que se esforzaron por permanecer abiertos, “las ventas continuaron siendo bajas”, de hasta 50 por ciento menos, lo que representa un reto para mantenerse, expuso el Consejo Directivo de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) de Zacatecas.

A la pandemia y la crisis económica, la organización agregó que “el virus de la inseguridad” es otro de los factores que prevalece desde hace años en el estado y afirmó que consume a los establecimientos por robos y cobros de cuotas ilegales.

“En los ranchos y comunidades muy apartadas, se quejan mucho de que no pueden estar con las puertas abiertas de sus negocios, porque les siguen llegando personas que les cobran el ‘derecho de piso’ para dejarlos que trabajen. Existe miedo y es de los factores que los está orillando a que cierren”.

Sin un número actual de afiliados, debido a problemas para dar seguimiento y conocer cuáles operan o no, la Canacope ejemplificó que “de 300 tiendas que asesoraba para hacer sus declaraciones, 78 informaron que cerraron sus puertas; son cerca de 30 por ciento generalizado los que se cerraron”.

Una de las demandas que la cámara realizó a nivel nacional fue de apoyos para la condonación de pagos u otros estímulos en obligaciones fiscales; el gremio solicitó que se les diera oportunidad en cuanto a los impuestos de los primeros meses de 2021, pero esto les fue negado y la preocupación sigue.

“Es terrible lo que están padeciendo algunos negocios, a pesar de que no pueden abrir. Cada bimestre los pagos que se vienen son gritos de angustia y desesperación. Quisiéramos ayudarlos, ver que algo cambiara, que pudieran sobrevivir para ser los empleadores de otros, además de sacar el sustento de sus familias, pero ya no tienen ni para surtir sus mercancías”, lamentó la organización.

En apuros

En un recorrido realizado por NTR, pequeños comerciantes de la zona conurbada coincidieron con que la pandemia mermó sus ventas, afectando sus ingresos.

Don Arturo, dueño de una tienda de abarrotes, compartió que sus ingresos llegaron a disminuir hasta 40 por ciento al inicio de la emergencia sanitaria y que, hasta la reactivación de actividades, recupera clientes.

Explicó que una de las principales fuentes para su negocio eran los refrigerios para estudiantes de su colonia, pero con el confinamiento debió reducir la compra de pan, lácteos, frutas y sobre todo jugos.

También notó que el número de clientes que le solicitaban créditos aumentó un poco porque algunos perdieron su empleo y viven al día.

Sin embargo, no todos pudieron seguir. Junto con su hermana, Lourdes tenía un pequeño local de venta de jugos y desayunos, que cerró debido a la caída de ventas desde la contingencia.

“Ya estábamos aclientadas, las ventas iban bien y sobre todo no descuidaba a mis tres hijos, pero con la pandemia tuvimos que cerrar porque no estábamos ni sacando para la materia prima”, dijo desanimada.

Después de perder este negocio, la mujer optó por vender quesos y otros productos como tortillas de harina y chorizo. “Ahí la llevo, hay días buenos y hay días malos”, concluyó.

Fotos Hugo Leandro


Los comentarios están cerrados.