La organización no gubernamental Tojil, presentó este lunes una solicitud de audiencia a un juez para controvertir la exoneración del ex Secretario de la Defensa Nacional , el General Salvador Cienfuegos.

«Solicito se cite para audiencia ante el juez de control en turno, a fin de llevar a cabo control judicial la determinación emitida mediante el acuerdo signado por el Agente Ministerio Público de la Federación de la SEIDO de la FGR, Agencia Sexta Investigadora de la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas, a través de la cual se determina el no ejercicio de la acción penal dentro de la investigación en favor de Salvador Cienfuegos Zepeda, determinación de la cual se tuvo conocimiento el día 14 de enero de 2021, mediante el comunicado FGR 013/21», dice el documento.

La organización, que se identifica en sus redes sociales como un grupo de abogadas que promueve litigios estraticos para combatir la corrupción y la violencia de género, hizo pública su solicitud de audiencia en contra del no ejercicio de la acción penal por parte de la Fiscalía General de la República (FGR).

«Exonerar a Cienfuegos violó el acceso a la justicia de todo México», publicó la organización en su cuenta de Twitter.

La solicitud fue tramitada de manera electrónica ante el Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México, en el Reclusorio Norte, de acuerdo con el acuse de recibo publicado en esa misma red social.

La solicitud de audiencia, informan, la presentaron en su carácter de «víctimas» de esa decisión.

En su página web, la organización se presenta como una asociación civil sin fines de lucro, integrada por abogados especializados en materia penal y con el objetivo de incidir en las políticas publicas en materia penal.

Su nombre Tojil, explican, viene del maya en donde esa palabra quiere decir «lo justo o lo correcto».

La semana pasada Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) resolvió que no había elementos para ejercer la acción penal contra el ex secretario de la Defensa Nacional por la supuesta protección al Cártel del H2.

Dicha indagatoria tuvo como base un expediente de 751 páginas entregado por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), con la transcripción de conversaciones de mensajería instantánea de Blackberry entre miembros del citado grupo criminal.

De acuerdo con las constancias, se trata de chats intervenidos legalmente por Juan Francisco Patrón Sánchez «El H2», líder de la organización delictiva, y Daniel Isaac Silva «El H9», el número dos de la banda de traficantes.

La SEIDO concluyó que, pese a la presunción de la DEA, Cienfuegos nunca tuvo contacto físico ni en sus comunicaciones con alguno de los narcotraficantes, pues tampoco usaba un aparato Blackberry.

También estableció que la media filiación del General tampoco corresponde a la que describen en esas conversaciones los traficantes, pues uno de ellos que dice haberse reunido con el militar asegura que es «güero» y de «cachetes rojos».

Guadalupe Irízar
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.