JUAN LEVARIO / NTRGUADALAJARA.COM
JUAN LEVARIO / NTRGUADALAJARA.COM

Al ser un marino en funciones el nuevo encargado de la seguridad de Puerto Vallarta, su labor estará ligada al gobierno federal más que al gobierno estatal o al municipal, consideró el especialista Francisco Jiménez Reynoso.

Para el investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), de entrada la función del anterior jefe policial, Jorge Misael López Muro, fue respaldada indebidamente por el gobierno municipal de Arturo Dávalos Peña, cuando debería haber sido destituido por no cumplir con los exámenes de control de confianza.

El alcalde tomó protesta este lunes al capitán de navío Fernando Viveros Hernández para comandar la Dirección de Seguridad Ciudadana de Puerto Vallarta.

El gobierno del estado anunció que se implementó un esquema mixto y que no se trata de una intervención de la comisaría municipal, sino de un relevo del mando. El resto de la corporación permanecerá realizando sus actividades de manera ordinaria.

“A quien va a rendir es a la Federación, a la Guardia Nacional (GN). Van a comenzar a construir inteligencia para después generar contrainteligencia y, probablemente de una vez por todas, combatir a la delincuencia organizada. Probablemente”, subrayó Jiménez Reynoso.

“(López Muro) estuvo solapado por la autoridad municipal y por la autoridad del estado, aun a sabiendas de que no era una persona idónea, ni siquiera apto por haber reprobado los exámenes de control de confianza”.

En mayo de 2019 el entonces coordinador de seguridad estatal, Macedonio Tamez Guajardo, pidió a Dávalos Peña que retirara del cargo a López Muro porque se había amparado para mantenerse como jefe policial con los exámenes reprobados, en espera de la nueva evaluación.

Para Jiménez Reynoso, la situación de seguridad en Puerto Vallarta ya era alarmante, pero los asesinatos recientes del empresario Felipe Tomé Velázquez y del ex gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz hicieron insostenible que López Muro siguiera a cargo de la corporación.

“Es completamente inverosímil que ninguna patrulla municipal haya acudido de manera inmediata a asegurar el lugar del crimen, permitiendo tiempo suficiente para alterar los indicios”, planteó Jiménez Reynoso.

La decisión para designar a Viveros Hernández fue tomada por la Comisión Ejecutiva del Consejo Estatal de Seguridad, con el consenso de los representantes de la Federación, del estado y del municipio.

En el esquema de seguridad habrá participación de los tres niveles de gobierno a través de las distintas corporaciones para reforzar la presencia policial en el territorio, según el gobierno estatal.

Foto: Cortesía de Caro Gómez Aguiñaga


Los comentarios están cerrados.