Felipe Andrade Haro
Felipe Andrade Haro

Crónicas del Espacio (2─2021)

 

Ésta es una de tantas historias, de unos viajeros intergalácticos que, nada más por escapar de las broncas del mundanal mundo, decidieron irse a recorrer el espacio. Pinches gachos.

─Comandante Epifanio Melgarejo: Capitán, las órdenes de la comandancia de la flota espacial son precisas. Debemos de cuidar que haya orden durante la selección de candidatos al parlamento, del partido en el poder.

─Capitán Herlindo Quintero: ¿Quéeeeeeee? No la chingue, comandante, ¿otra vez? La mera neta que la tripulación ya está hasta el copete que los utilicen para andar cuidando a tanto malhechor convertido en político. Recuerde lo que pasó durante la renovación de sus comités espaciales.

─Comandante Epifanio Melgarejo: Sí, lo recuerdo y me entra una muina que para qué le digo. Ese día no hubo lluvia de estrellas ¡hubo lluvia de madrazos! Se puso la cosa fea. Hubo muchos descalabrados, achicharrados y hasta pulverizados. ¿Y todo para qué? Para que, a final de cuenta, el tribunal echara abajo todo y convocara a nuevas elecciones.

─Capitán Herlindo Quintero: ¡Sí que estuvo gacho comandante! Uno de los pulverizados fue un compañero de la primaria. Nomás quedó un montón de ceniza, parecía cigarro apagado el pobre Canicón. Deberían de prohibir esas armas que son de uso exclusivo de la flota.

─Comandante Epifanio Melgarejo: Ya lo sé, capitán, pero recuerde que los méndigos venusinos se las robaron del almacén del Plan Mérida. Y como no dejaron poner detectores de armas, pues se armó la broncota. Además, algunos andaban chachalacos de tanto Capitán Tonayan que se empujaron.

─Capitán Herlindo Quintero: Pues no quiero que piense que soy zacatón, pero voy a pedir mis vacaciones. No quiero que me vayan a dejar como al Canicón.

─Comandante Epifanio Melgarejo: No se preocupe, he pedido que haya seguridad extrema: arcos detectores de armas, cero bebidas punzo─cortantes, chip integrado en cada persona que ingrese y exámenes de sangre y orina. Además, tendremos armas paralizantes de quinta generación y, en caso extremo, achicharramiento a los más violentos. ¡No habrá contemplaciones!

─Capitán Herlindo Quintero: Pues yo pido escudo de criptonita y dos armas pulverizadoras por si acaso.

─Comandante Epifanio Melgarejo: Además, déjeme decirle que no habrá votación. El partido acordó que todos los aspirantes a hueso, deberán someterse al Método Tómbola Sideral.

─Capitán Herlindo Quintero: ¿Y eso qué es?

─Comandante Epifanio Melgarejo: Pues es un método parecido a la lotería del siglo XX. Van a meter los nombres de los aspirantes en unas esferas, dentro de un armatoste que se utilizaba en la Lotería Nacional. Irán saliendo las esferas y un chamaco gritará el nombre del elegido. Así harán sus listas sin bronca. Parece que todos están de acuerdo y evitar que haya más Canicones.

─Bitácora del Comandante: Año Estelar 355─2021. Hemos recibido oficialmente la solicitud del Instituto Espacial Electoral para cuidar el orden en las elecciones del partidazo. La tripulación ya se prepara para que no haya broncas. Tienen órdenes de madrear al que se ponga al brinco y al que se acelere y quiera sacar alguna arma, se le evaporizará en el acto. Hemos pedido que se prohíba el ingreso de tortas y frutsis, porque por ahí metieron el chupe la vez anterior. El Instituto y el Partido estuvieron de acuerdo. Solo pidieron que no se usara la fuerza sin motivo alguno. Nosotros no somos violentos, pero ahora sí: ¡Si nos buscan nos encuentran, los méndigos!

─Capitán Herlindo Quintero: ¡Pues ya estamos listos, comandante! Al primer acto de violencia iremos con toda la fuerza de la ley.

─Comandante Epifanio Melgarejo: Esperemos que no pase nada, parece que la gente ya entendió que una elección en el siglo XXVIII debe ser civilizada y democrática.

Los funcionarios del Instituto Espacial Electoral llegan a preparar todo lo necesario para la elección. Arman, a la vista de los suspirantes, la tómbola y la conectan a las computadoras de cada aspirante y a la del Instituto. Se checa que nada se salga del guion. Los arcos detectores de armas funcionan a la perfección y se incautan algunas. Comienza el acto.

─Ciriaco Alpuche: Señores aspirantes, como funcionario encargado del sorteo de candidaturas, por el Instituto Espacial Electoral doy inicio a la selección.

Sale la primera esfera con el nombre de Ciriaco Alpuche. La segunda con el nombre de Godofreda Alpuche. Comienzan los gritos y las mentadas. Se arma la bronca en grande. Llueven sillas y agua de riñón. El comandante ordena el desalojo del salón.

─Comandante Epifanio Melgarejo: Pues todo iba a todo dar, pero que el funcionario del Instituto Espacial Electoral y su hija salieran en primer y segundo lugar no tiene vergüenza. ¡Pinches órganos electorales nomás no cambian!

¡URGE UNA REFORMA CONSTITUCIONAL PARA QUE EN EL INE TODOS SEAN INSACULADOS!


Los comentarios están cerrados.