REFORMA
REFORMA

La Secretaría de Gobernación rechazó que la dependencia haya reclutado a personas del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que no cumplan con el doble requisito de no trabajar ni estudiar.

Esta mañana, la titular de la dependencia, Olga Sánchez Cordero, dijo en la conferencia mañanera que han reclutado a jóvenes de la carrera de Derecho de las universidades, por ejemplo, para revisar los expedientes que llegan a las mesas de justicia.

«Tenemos Jóvenes Construyendo el Futuro que hemos reclutado de las universidades, de la carrera de Derecho y que nos han estado apoyando en la revisión de los expedientes y han sido verdaderamente algunos de ellos brillantes, de verdad», dijo en Palacio Nacional.

Omar Cervantes, vocero de la Segob, explicó que los jóvenes que colaboran en la Segob ya concluyeron sus estudios y están desempleados, por lo que no se contravienen los requisitos de no estudiar ni trabajar para que sean becarios del programa.

«En relación a que tenemos en las mesas de justicia colaborando jóvenes de Construyendo el Futuro que fueron reclutados de las universidades, de algunas universidades, de las áreas de derecho, lo que quisiéramos comentar es, en primer lugar, que si cumplen el requisito», dijo.

«Porque si no, en automático el sistema no los dejaría registrarse, no podríamos hablar de que estamos brincando las reglas o las normas, la realidad es que están o en proceso de titulación, o terminaron sus estudios y están desempleados».

En entrevista telefónica, el funcionario abundó que la Segob recurrió a las bolsas de «talento» de las universidades para que éstas recomendaran a la dependencia a jóvenes que no tuvieran trabajo ni estuvieran estudiando en ese momento.

«Y las universidades nos refirieron a personas con este perfil, con buenos promedios académicos, que ellos pudieran recomendar y que en ese momento ya no estaban en el aula ni tenían un trabajo», añadió.

«Entonces por ese motivo nosotros los invitamos y ellos aplican sin ningún problema porque cumplen ambas condiciones, no están estudiando y no tienen empleo. Por eso entran plenamente en el programa, que además el programa para ‘accesarlos’ es muy minucioso y es difícil de burlar que algún joven pueda inscribirse si no cumple con ambos requisitos».

Antonio Baranda
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.