Desde marzo pasado, al menos 11 mujeres y sus bebés recién nacidos en EU fueron enviadas a México sin certificados de nacimiento que comprobarían la ciudadanía de los menores, de acuerdo con una investigación de The Guardian y Fuller Project.

Los ciudadanos estadounidenses recién nacidos fuero enviados a México de manera exprés debido a las políticas de la entonces Administración de Donald Trump, dijo The Guardian.

El medio comprobó los hechos a través de conversaciones con abogados que trabajan con solicitantes de asilo en la frontera y una revisión de documentos legales en los registros de hospitales.

Los defensores de los migrantes estiman que el número de este tipo de casos podría ser mayor debido a la cantidad de deportaciones exprés, conocidas como expulsiones, que la Administración Trump implementó debido a la pandemia de Covid-19.

The Guardian presentó el testimonio de una mujer haitiana de 23 años identificada sólo como Hélène, quien tenía nueve meses de embarazo cuando cruzó hacia Estados Unidos en 2020. Estaba en custodia de la Patrulla Fronteriza cuando se le rompió la fuente y fue trasladada a un hospital en Chula Vista, California, donde dio a luz a una niña.

Tres días después, relata el sitio británico, fue dada de alta y una media hora más tarde ya estaba de regreso en México cerca de donde había cruzado unos días antes.

Hélène fue sujeta a la regla de Título 42, que emitió el ex presidente Donald Trump para facilitar que los migrantes que cruzaban la frontera fueran expulsados en cuestión de horas sin que se les permitiera solicitar asilo.

El ahora Presidente Joe Biden ordenó en sus primeros días revisar esta y otras políticas de la Administración Trump, pero los defensores han criticado que no tome medias más concretas.

Alejandro Albarran García
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.