KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. El cuidado de la salud es una responsabilidad compartida entre población, médicos y gobierno, en la que ambas partes deben aportar acciones favorables para el mejoramiento de la misma, declaró Jesús Fernández Candelas, presidente del Colegio de Médicos de Zacatecas (CMZ). 

Explicó que la participación ciudadana corresponde al autocuidado, realizar ejercicio y acatar las medidas que se emitieron por la pandemia por COVID-19. 

Aludió que gran parte de las “tragedias” por esta enfermedad han afectado a pacientes de hipertensión, diabetes y obesidad entre otras. 

“Razón por la cual el autocuidado es importantísimo, ya que 50 por ciento restante son las indicaciones médicas”.

Indicó que los profesionales de la salud tienen como obligación orientar, indicar medidas de higiénico-dietéticas para tener un control adecuado de las enfermedades crónicas degenerativas, para que el pronóstico de vida sea mejor. 

Fernández Candelas agregó que también existe una responsabilidad institucional, en la que se deben brindar las herramientas necesarias, como cuerpo médico, paramédicos, enfermeros para el cuidado del paciente y del propio personal. 

“En este país no se da esto, por lo que es importante destacar la gestión de directivos, quienes han gestionado los insumos para el personal, que está dando el mejor esfuerzo”. 

En referencia a las acciones realizadas por las autoridades de salud a nivel federal, Fernández Candelas externó que durante la pandemia y desde el inicio del actual sexenio se ha tenido un desabasto grande de medicamentos y “el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) no ha logrado el objetivo para el que fue creado”. 

Ante este desabasto de insumos y medicamentos, “el personal de salud está muy decepcionado en cuanto al manejo federal que se le ha dado al tema de salud durante el sexenio”. 

Resaltó que con la pandemia sólo se hizo viable el desabasto de medicamentos y especialistas, el cual ya existía. 

“Con la pandemia fue exacerbar el déficit en salud que ya teníamos, no es que se dejaran de atender enfermedades crónicas, simplemente no hay con qué atenderlas”. 

En este sentido, el presidente del CMZ externó que “existe una negligencia por la atención a la salud, la cual quieren ocultar con diversos distractores, como el manejo político de la vacunación”, pues se ha dejado sin vacunar a personal de tercera y cuarta línea de atención, “lo cual es una cosa inconcebible”, sentenció.


Los comentarios están cerrados.