CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

JALPA. Debido a las altas temperaturas que se sienten en el estado, principalmente en la zona sur y el Cañón de Juchipila, la producción de pitaya, que cada año provoca una fuerte movilización económica, se adelantó y desde hace poco más de dos semanas los pitayeros ofertan este producto, desde Tabasco hasta Moyahua.

De acuerdo con las autoridades municipales, la venta de pitaya en la región representa “una muy grande derrama económica” y es quizá la más importante del año, ya que incluso muchos paisanos que radican en Estados Unidos vienen expresamente durante esta época para consumir este producto al que adjudican además muchas propiedades benéficas para la salud.

Este año, por la temporada que ha sido seca y por consiguiente calurosa, “dentro de lo malo del clima”, ha causado algo bueno, que es el adelanto de la temporada de producción de pitaya que en su mejor momento se da en los últimos días de mayo, poco antes de que comiencen las primeras lluvias.

Los principales productores de pitaya del cañón son Santa Rosa y Atexca, pertenecientes a Moyahua de Estrada, además de diversas zonas de Jalpa, donde incluso cada año se realiza la Feria de la Pitaya, cancelada el año pasado por la pandemia.

No obstante, la gente comienza el consumo de la fruta, a pesar de que cada pieza se está ofertando hasta en 25 pesos, ya que todavía es escasa y cada vez se cotiza más. Con el tiempo y cuando llegan los días de mayor producción, cada unidad llega a bajar hasta los 5 pesos.

Jaime Tello, director de Desarrollo Social del municipio de Juchipila, informó que ya son poco más de dos semanas que unos 15 pitayeros comenzaron a vender la fruta alrededor del Palo Verde en esta demarcación y, durante el lapso de mayor venta, que es de las 8 a las 14 horas, los vendedores ofertan el producto hasta 20 pesos, pero después de las 16 horas, ya para irse, bajan el precio de tal manera que terminen con la venta del día.

Este lugar del Palo Verde es famoso porque se trata de un árbol que tiene 187 años de existencia y es rodeado cada año por los pitayeros, encuentran en el lugar su principal punto de venta, aunque también acuden por las calles para comercializar.

Otro punto importante de venta, en Jalpa, es el jardín.


Los comentarios están cerrados.