ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Durante la misa dominical, el obispo Sigifredo Noriega Barceló afirmó que en tiempos modernos el amor debe ser la base para las relaciones humanas y “es el antídoto contra la corrupción”.

En la ceremonia eucarística realizada en la Catedral Basílica dirigió un mensaje a los creyentes a quienes les expuso que “el Papa Francisco nos ha hablado del amor en la política, porque es el antídoto contra la corrupción”.

Declaró que el amor no es pensar de manera egoísta, sino en el bien común para lograr un presente y futuro próspero para todos, “desde tu comunidad, tu municipio, tu estado, tu país y de todo el mundo”.

“Hay frutos en el mes de mayo, en tiempos electorales, hay frutos en los momentos en familia, en el trabajo, en la escuela, en las situaciones personales, no hay fruto más grande que el amor, esa es la señal del cristiano”.

Expuso que es necesario que la comunidad católica mantenga una unión espiritual y estén conectados para tener relaciones que transformen el entorno.

“Esto nos ayudara a derribar todos los miedos, sobre todo los que destruyen y estar con el señor en una adherencia de lealtad, que es una forma de fidelidad”.

Asimismo, informó que el seminario inició la semana vocacional con una difusión en las parroquias para hacer un llamado a la vocación sacerdotal y este año será dedicado a San José.

“San José fue fiel en su vocación, nos debemos dejar transformar por el amor de Dios y así lograremos cambiar todo lo que está alrededor de nosotros, escuchando su llamado”.


Los comentarios están cerrados.