KAREN CALDERÓN y OMAR LIRA / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN y OMAR LIRA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Desde el lunes, las lecherías Licosa ubicadas en el estado no han recibido sus dotaciones, lo cual ha generado inconformidad en las familias beneficiarias.

A los responsables de las lecherías Licosa, entrevistados por este medio de comunicación, sólo se les informó que el problema es resultado de dificultades técnicas en la distribución del producto, problemática que se vive en otros estados de la República.

En Fresnillo, los encargados expusieron que el motivo que se les dieron del porqué no se ha distribuido el lácteo en lo que va de esta semana, fue que se debe a una presunta falla mecánica.

Otro de los argumentos que les dieron a los encargados fue que al cambiar la fórmula el sabor fue de mala calidad, presuntamente por exceso de vitamina. Agregó una de las encargadas de la lechería, que derivado del mal sabor se decidió parar la producción y dejar sin leche a todos los expendios.

Aunque hasta el momento se desconoce el número de lecherías afectadas y beneficiarios, en un recorrido realizado por NTR Medios de Comunicaron en algunas distribuidoras de la zona conurbada Zacatecas-Guadalupe el número de beneficiarios ronda entre los 50 a las 100 por lechería.

“Sólo se nos avisó que eran problemas técnicos, pero no se nos informó cuándo se arreglaría o volverían a surtirnos, por lo que a los beneficiarios sólo nos queda avisarles que no hay leche y no sabemos cuántos días dure esta situación”, señaló una de las responsables, quien al día distribuye 160 litros de leche a 50 familias

Encargados de los lugares donde llega la leche informaron a NTR que la gente que es beneficiada se encuentra molesta porque, aunque se menciona que reabrirán el lunes, no se sabe con certeza para cuándo. 

Beneficiarios de la Liconsa argumentaron que no recibir su dotación genera un golpe a su economía, ya que el precio de bolsa de leche de 2 litros Liconsa es de 14 pesos, mientras que el litro en las tienditas llega hasta los 22 pesos.

Regina, quien es madre de tres pequeños de tres, siete y 10 años de edad, recibe sus dotaciones de leche tres veces por semana, sin embargo, desde el pasado jueves no ha tenido el lácteo ya que el sábado 1 de mayo no hubo servicio por ser asueto y este martes tampoco por el desabasto.

Esto la ha llevado a aumentar su gasto en la compra del producto para sus pequeños, quienes la consumen por la mañana y noche, pasando de un gasto por dotación de 24 pesos por 4 litros de leche a casi los 50 pesos por sólo dos litros de las tiendas de la esquina.

En algunos de estos lugares no tienen algún aviso de sus encargados, otros únicamente colocaron un cartel con en el que se lee que “no habrá leche”.


Los comentarios están cerrados.