MARCEL RODRÍGUEZ / NTRZACATECAS.COM
MARCEL RODRÍGUEZ / NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. Un hombre de 39 años muerto y un bebé de ocho meses de edad herido con proyectiles de arma de fuego, fue el resultado de una presunta persecución registrada en la comunidad de Buenavista de Trujillo.

Dicha localidad está ubicada a 35 kilómetros al poniente de esta ciudad. Los hechos ocurrieron alrededor de las 11:30 horas de este sábado en la entrada principal de la comunidad, sobre la carretera estatal de aquel poblado.
De inmediato se atendió el reporte de los pobladores y se instruyó a las fuerzas policiales del orden municipal, estatal y federal para que arribaran al lugar pues el primer reporte que se pasó al Sistema de Emergencia 911 era que había varias personas lesionadas de bala.
La primera versión fue que el ataque se dio para que sujetos armados ingresaran a un puesto de vacunación del biológico contra la Covid-19; sin embargo, fuentes oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informaron que todo se trató de una presunta persecución entre gente armada que dio como resultado un hombre asesinado y un menor herido de bala.

De acuerdo con información oficial, el ahora occiso identificado como Francisco ¨N¨ de 39 años quedó dentro de una camioneta de la marca Chevrolet línea Sierra, color gris, con múltiples orificios producidos por de arma de fuego y su hijo menor de edad fue llevado por familiares a bordo de un vehículo particular a un hospital de esta ciudad para recibir atención médica.

Además, se informó que en el puesto de vacunación donde adultos mayores esperaban la aplicación de la segunda dosis del biológico contra Covid-19 no registraron afectaciones, ni el personal operativo, por lo que la jornada de vacunación continuó con normalidad.

Tanto la entrada sur como la norte de la comunidad, quedó rodeada por elementos de la Guardia Nacional (GN) y fuerzas especiales de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quienes brindaron vigilancia y coordinaron las acciones para comenzar con el operativo para localizar a los presuntos responsables que salieron huyendo del lugar luego de cumplir su cometido.

Para brindar los primeros auxilios y atender algunas posibles crisis nerviosas, se trasladaron hasta ese lugar los paramédicos de Protección Civil (PC) y Bomberos además de la unidad médica de la (Sedena).

Finalmente Policía Investigadora de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), se hizo cargo de las primeras pesquisas para que los peritos del Instituto Zacatecano de Ciencias Forenses (IZCF), realizaran el protocolo del levantamiento del cadáver para llevarlo a que le practiquen la necropsia de Ley.


Los comentarios están cerrados.