STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

La prioridad de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) es cuidar y proteger a la comunidad del riesgo de contagios por COVID-19, que se pudieran ocasionar debido a la gran movilidad que implicaría si se retorna sin una valoración y planeación debida, enfatizó el rector Rubén de Jesús Ibarra Reyes, respecto del proceso de vacunación a docentes y administrativos de la universidad.

“Aún en medio de la pandemia, este hecho motiva a los universitarios y devuelve la esperanza de regresar, de manera paulatina, a las actividades cotidianas en la institución, igualmente, de retomar la vida social que necesita la comunidad de profesores y trabajadores para su desarrollo”, manifestó.

Anteponiendo el todavía peligro para que los estudiantes acudan a clases presenciales, Ibarra Reyes reiteró que el regreso a las aulas, independientemente de la vacunación, dependerá de cuando lo determinen principalmente las autoridades de salud y las federales, en este caso de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en función del semáforo epidemiológico.

Para ello, el rector hizo un llamado a la comunidad universitaria a tener paciencia y prudencia para cerrar el semestre de manera oportuna, “estamos a un mes de concluir las clases virtuales y está cerca la etapa de los exámenes finales, ordinarios, extraordinarios, a título”.

Respecto de la campaña de vacunación, a efectuarse del 12 al 18 de este mes en las instalaciones del Ejército y la Guardia Nacional, según lo estipulado por las instancias federales, el rector informó que, para el caso de la UAZ, en el primer registro se contabilizó un total 6 mil 852 universitarios, entre docentes y administrativos de los sindicatos académico y de trabajadores.

“No obstante, es importante señalar que no se tiene un registro final en línea, dado que este primero incluyó a universitarios que en su momento fueron vacunados considerando su edad de 60 y más, aunados los que siguen según el proceso de 50 a 59 años, y los no interesados”, destacó.

En ese sentido, al respaldar las decisiones tomadas en los últimos meses, el rector de la máxima casa de estudios sostuvo que “después de este hecho tan importante, se debe hacer una valoración para saber cuántos de los profesores y administrativos fueron los inmunizados”.

Asimismo, subrayó que “la UAZ está al servicio del sector educativo y de salud para llevar a cabo la vacunación, en consideración de que la institución cuenta con instalaciones apropiadas”.

“Aunque no falta mucho para un regreso a una normalidad cercana a la que se tenía, debemos seguir cuidándonos y resguardándonos y, sobre todo, evitar eventos que congreguen grandes aglomeraciones, pues, insisto, no hay condiciones. En este momento, contribuyamos todos a preservar la salud, y con paciencia impulsemos y fortalezcamos día con día la educación”, recalcó el rector.


Los comentarios están cerrados.