STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. La Unidad Académica de Psicología presentó una jornada de webinars dirigidos a la prevención del suicidio en adolescentes y jóvenes, cuyos eventos son organizados por la docente de la unidad de Psicología (UAP), Marissa Franco González, en conjunto con el Instituto de la Juventud del municipio de Sombrerete, Zacatecas y el Centro de Intervención y Servicios Psicológicos (CISP Juventud).

Se presentó el webinar Adicciones y la relación con el suicidio, a cargo del psicólogo Alfredo Álvarez Haro del Centro de Integración Juvenil A.C. (CIJ), en el cual se comentó la importancia de la prevención en tema de adicciones y de modificar la estrategia de prevención del “no lo hagas” a ¿Qué te pasa si lo haces?

En ese sentido, el especialista Alfredo Haro señaló que es trascendental dotar de información científica, verídica y comprobable para poder tomar buenas decisiones, de tal manera que, teniendo la información sobre el daño que ocasionan las adicciones, se pueda estar consciente sobre su uso.

Alfredo Haro de CIJ también enfatizó que el consumo de sustancias adictivas es un fenómeno multifactorial, por lo que  puede interconectarse con otros problemas sociales o riesgos psicosociales como el suicidio, violencia familiar, violencia en el noviazgo, conductas antisociales o delictivas.

Actualmente, dijo, el inicio de consumo de sustancias oscila entre los 8 y 11 años de edad, lo que afecta directamente al desarrollo físico y neurológico, por lo que su impacto es mayor y en corto tiempo. La Organización Mundial de la Salud (OMS)señala que el daño a los órganos internos a esa edad reduce su vida entre 28 y 30 años.

Alfaro Haro comentó también que la encuesta nacional de adicciones, en sus resultados preliminares del 2020, arrojó que por cada 10 hombres, hay 9 mujeres en el consumo de sustancias. También mencionó que la ingesta de alcohol, la cual es considera una droga de inicio en Zacatecas, inicia entre los 13 y 15 años, y el nivel de tolerancia va en aumento.

Además, recordó a todos los asistentes que el riesgo “es cuando el alcohol no brinda el pseudoplacer y existe la posibilidad de que se inicie el consumo de otras sustancias».

En cuanto al consumo de la mariguana, subrayó el daño que deriva del uso de químicos para su siembra y crecimiento, pues éstos «se quedan impregnados en la hierba, generando reacciones adversas con su consumo que provocan alucinaciones visuales y auditivas”.

“En Zacatecas, las dos sustancias de mayor uso son el alcohol y la mariguana, y de estas se derivan dos enfermedades emocionales muy importantes de conocer: con el alcohol es la depresión y con la mariguana las alucinaciones o la psicosis. Ambas enfermedades tienen como efecto el comportamiento suicida”, puntualizó el psicólogo.

Al concluir, Alfredo Álvarez Haro invitó a los jóvenes a tener la información científica y verídica en relación con las adiciones y el comportamiento suicida, para que, de esa forma, puedan buscar ayuda con las personas adecuadas y pertinentes.


Los comentarios están cerrados.