ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas es sede de un proyecto que tiene la finalidad de aumentar el rendimiento de los productores de maíz, para brindar de autosuficiencia alimentaria al estado y posteriormente al país, con la siembra de semillas hibridas.

El ingeniero, agrónomo, Manuel Alvarado Pérez, y representante del Centro de Innovación Tecnológica Mano Amiga A.C., expuso que el estado se puede convertir en un ejemplo de uso de suelo y rendimiento.

“Se requieren entre 385 mil y 400 mil toneladas al año y Zacatecas produce entre 380 y 300 mil, esa diferencia es la queremos reducir”.

Comentó que el maíz que requieren las tortillerías en el estado vienen de Jalisco y Sinaloa, ante la insuficiencia de producción, por lo que la meta principal es tener autosuficiencia.

Detalló que para ello, se montaron40 hectáreas de parcelas demostrativas para que los campesinos comprueben el potencial genético de 40 tipos de semillas hibridas de maíz blanco y amarillo.

“Participa la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural [Sader], casas comerciales, el Congreso del Estado y los productores de los 8 distritos de desarrollo rural en todo el estado de Zacatecas”.

Aseguró que con la aplicación de tecnología al sistema tradicional de siembra para elevar el rendimiento y mejore su producción.

“Estos 40 híbridos se comportan de distinta forma según el clima, la altura, el riego, la preparación de la tierra, fechas de siembra y las parcelas son para ir viendo cómo evoluciona la semilla”.

Afirmó que el maíz cosechado puede servir para aceites, tortillas, harinas, para silo forrajero, “se puede usar para todas las finalidades y es un trabajo para que le productor conozca la tecnología”.

Hasta el momento hay parcelas demostrativas en Zacatecas, Jerez de García Salinas, El Salvador, Fresnillo, Ojocaliente, Concepción del Oro y faltan zonas de temporal que comprende Río Grande, Jalpa y Tlaltenango de Sánchez Román, con participación 50 productores.

Reconoció la participación de las casas comerciales agrícolas y 10 marcas que aportan las 40 variedades de semillas hibridas para demostrar a los agricultores las bondades de su uso, la implementación de tecnología y el acompañamiento técnico agrícola.

“Tenemos conocimiento de cada uno de los puntos regionales, pero lo más importante es para hacer un buen uso de suelo se tiene que hacer un análisis para saber cómo nutrirlo y fertilizante, para que no siembren al tanteo”.


Los comentarios están cerrados.