STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. A través de un comunicado, la Diócesis de Zacatecas expresó sus condolencias por la muerte del sacerdote Juan Antonio Orozco Alvarado, Fraile Franciscano que prestaba su servicio como párroco en la parroquia de Santa Lucía, perteneciente a la Prelatura del Nayar. “En los últimos años se han incrementado muchas formas de violencia, cada día son más las familias que padecen este lastre del que no nos hemos podido librar.”

Agregó que “es una víctima más de la terrible violencia que se vive en el país, una vida arrebatada en medio de una lucha cruenta, que tiene sumido al país en un baño de sangre”.

Recordó la carta pastoral de los obispos de la Provincia Eclesiástica de San Luis Potosí, en la que se urge a “fortalecer el compromiso de las autoridades en la lucha contra todas las formas de violencia y que es inaplazable el compromiso de todas las instituciones para educar en la no-violencia, el respeto de la dignidad y los derechos de todas las personas”.


Los comentarios están cerrados.