EL FINANCIERO
EL FINANCIERO

Después de la tormenta que impactó al turismo nacional, el sol comienza a salir para el sector que podría registrar entre 18.6 y hasta 23.5 millones de viajeros durante este verano, lo que superaría entre 17 y hasta 48 por ciento a la misma temporada del 2019, antes de la pandemia, cuando vacacionaron cerca de 15.9 millones de personas.

La Secretaría de Turismo (Sectur) estimó que este verano, que comprende los meses de julio y agosto, dejará una derrama de 56 mil 675 millones de pesos en un escenario optimista y en el pesimista sería de 44 mil 298 millones de pesos.

Estas cifras, sin embargo se encuentran 48 por ciento por debajo de la derrama registrada en el verano previo a la llegada de la pandemia, debido a una menor proyección en la llegada de turistas internacionales.

Además, el ingreso de divisas por visitantes internacionales se prevé que será de 12 mil 200 millones de dólares, un alza de 10.2 por ciento.

De acuerdo con Despegar, los destinos más buscados por los mexicanos para viajar en el verano son: Riviera Maya, Puerto Vallarta, Playa del Carmen, Huatulco, Acapulco, Nuevo Vallarta, Ixtapa y CDMX.

Alejandro Calligaris, Country Manager de Despegar México, precisó que los viajes internacionales para el verano aún contarán con algunas restricciones, pero aseguró que el interés por viajar existe y crecerá conforme se permita trasladarse sin necesidad de realizar cuarentenas o aplicarse una serie test.

“Vemos que hay un gran interés de los mexicanos por viajar, principalmente a destinos nacionales, dado que el turismo interno es lo que está marcando la reactivación de la industria y es una tendencia que se está dando en toda la región (latinoamericana)”, indicó Calligaris.

Si bien las playas serán las más beneficiadas, los destinos de ciudad y de negocios continuarán ‘sufriendo’ los estragos de la pandemia.

Los Cabos esperan tener un crecimiento del 10 por ciento en flujo de turistas provenientes del extranjero y del interior del país.

“Para Los Cabos creemos que el verano va a ser muy positivo, sobre todo en algunos mercados naturales; en el verano, para nosotros el mercado de Texas es estratégico y toda la parte sur de Estados Unidos que, cuando viaja, es en verano. Lo que vemos en las reservaciones adelantadas creemos que vamos a tener buena presencia”, refirió en entrevista Rodrigo Esponda, director del Fideicomiso de Turismo de los Cabos (Fiturca).

Cancún prevé tener una ocupación superior al 60 por ciento, esto si el semáforo epidemiológico no cambia y el destino se ve obligado a aplicar restricciones.

Riviera Maya y Cancún esperan un repunte para el verano del turismo europeo que ha levantado las restricciones para quienes buscan destinos en el caribe mexicano.

Nacionales impulsan recuperación

Braulio Arsuaga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), afirmó que los destinos de playa se beneficiarán este verano, sobre todo de la demanda nacional que se tomará unos días en los principales destinos costeros.

Opinó que el verano es una estación en donde el turismo nacional es el que nutre las reservaciones.

“El verano es nacional, habrá que entender cuáles son los destinos que podrán recibir más volumen y cuáles están echando marcha atrás como un Yucatán o un Quintana Roo que han retrocedido, entonces es un reto porque al final de cuentas hay estados importantes que, para sol y playa, están retrocediendo”, refirió Arsuaga a El Financiero.

En las últimas semanas, ambos estados reportaron incrementos en casos positivos de COVID, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud.

Agregó que la degradación de la categoría 2 de la aviación en México también significará un obstáculo, pues las aerolíneas nacionales no podrán aumentar sus vuelos entre Estados Unidos y las playas mexicanas.

No obstante, el secretario de Turismo, Miguel Torruco señaló recientemente que, de acuerdo con la Official Airline Guide (OAG), la oferta de asientos de vuelos internacionales previstos para el verano será de 4 millones 686 mil asientos, un aumento de 3 millones 300 mil plazas con respecto al verano del 2020, cuando la pandemia limitó las operaciones de las aerolíneas.

En tanto, 10 millones 697 mil asientos de avión están presupuestados para el mercado nacional para las vacaciones de verano, un aumento de 3.8 millones con respecto al mismo lapso del año anterior.

TEXTO Y FOTO: EL FINANCIERO 


Nuestros lectores comentan

  1. La irresponsabilidad tendrá un costo muy alto, mismo que nos emitirá factura en tres o cuatro semanas. Lo grave es que a todos no s cobra parejo hayamos o no incurrido en actos primitivos de salvajismo.