AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

MICHOACÁN. La disputa de dos grupos del crimen organizado por el control de territorios en la región de Tierra Caliente de Michoacán para la producción de metanfetamina y la extorsión a productores, pone hoy en jaque a la jornada electoral.

Al menos veinte municipios de la entidad, en su mayoría de esta región, son de alto riesgo para los comicios, afirmaron autoridades estatales.

Aguililla, donde el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) mantiene cercado al Municipio, es una de las localidades de mayor riesgo para la jornada, pero, pese a ello, autoridades electorales afirmaron que instalarán la mayoría de las casillas.

El Municipio serrano reporta constantes bloqueos por parte del crimen organizado en la única vía que lleva a esa localidad, desde Apatzingán.

Localizado a unos 85 kilómetros de Apatzingán, ha sido cercado por los delincuentes, quienes han trozado la carretera, colocado barricadas o camiones, para evitar el paso de fuerzas federales y del grupo rival, Los Viagras.

La supuesta toma de ese Municipio por parte del CJNG ha desatado una serie de enfrentamientos entre ese grupo con autoridades y células antagónicas.

El pasado 29 de mayo, presuntamente Los Viagras realizaron una serie de bloqueos y quemas de vehículos en Cuatro Caminos y la vía que va a Apatzingán, ante el acoso del CJNG desde Aguililla, de acuerdo con la versión de la Policía estatal.

«Tenemos identificados 20 municipios en focos rojos. En algunos son por usos y costumbres, en la zona Purépecha, algunas de la región oriente, algunas de las sierra-costa, algunas que tienen que ver con el oriente-sur, en Tuzantla», dijo el pasado sábado el titular de la Secretaría de Seguridad del Estado, Israel Patrón.

Otros municipios, añadió, serán afectados por la guerra de los grupos del crimen organizado, principalmente en Tierra Caliente.

Uno de ellos es Apatzingán, bastión de Los Caballeros Templarios en los tiempos de Nazario Moreno, «El Chayo», y Servando Gómez, «La Tuta», y ahora defendido por Los Viagras, aquellos que se convirtieron en autodefensas para doblar a los templarios.

Otro es Buenavista, también cantera de autodefensas, donde apenas el 28 de mayo elementos de la Guardia Nacional fueron agredidos a pedradas y obligados a huir de la turba ligada a Los Viagras.

En Tepalcatepec, cuna de las autodefensas, surgidas en febrero de 2013, opera Juan José Farías, «El Abuelo», ex líder de las ex policías comunitarias y ligado desde 2009 con el Cártel del Milenio.

De presuntamente pasar de ser un aliado del CJNG en el auge de las autodefensas, que sirvieron para mermar a los templarios, «El Abuelo» se convirtió en un enemigo para el líder del CJNG, Nemesio Oseguera Cervantes, «El Mencho», quien es originario de Aguililla.

Este cártel también ha declarado la guerra a su hermano Uriel Farías, «El Paisa», ex Edil de Tepalcatepec, y a Juventino Cisneros, «El Tilín», éste último líder visible de las ex autodefensas y quien recibió el apoyo del ex comisionado federal Alfredo Castillo, para convertir a los policías comunitarios en Policía Rural.

En Tepalcatepec, el CJNG ha protagonizado diversos ataques para abatir a «El Abuelo». Incluso fuerzas federales lo detuvieron en mayo de 2018; sin embargo, salió libre debido a que su aprehensión causó desmanes. Un juez decidió liberarlo.

Múgica es un punto clave para Los Viagras, pues es el ingreso a la Tierra Caliente, desde el corredor Morelia-Pátzcuaro-Uruapan, el puerto de Lázaro Cárdenas y del Estado de Guerrero.

Los bloqueos en el crucero Cuatro Caminos resultan efectivos para los delincuentes, pues neutralizan todo el acceso a la Tierra Caliente, ya sea para el paso de convoyes de autoridades o de grupos antagónicos.

Parácuaro, entre Apatzingán, Uruapan y Múgica, también es un municipio disputado por los grupos criminales, al igual que Aguililla, donde supuestamente ya tiene el control el CJNG.

La región de Los Reyes, Cuitzeo, Uruapan y hasta Morelia, también son considerados municipios de riesgo, debido a la movilización de células delincuenciales que supuestamente amenazan a ciertos sectores de la población a no votar.

En precampaña y campaña, diversos candidatos fueron agredidos a balazos, amenazados de manera directa y hasta secuestrados.

En diversas reuniones con autoridades estatales, dirigentes partidistas entregaron mapas con los municipios riesgosos para los comicios, principalmente por la presencia de grupos criminales.

Aunque el Gobierno del Estado realizó un mapa de calor al inicio de las campañas -donde el rojo era la zona más riesgosa para los comicios-, a petición de dirigentes partidistas, éste no fue compartido.

«Esa información no llegó, a pesar de que se aseguró que se iba a compartir, lo que a mí olió es que evidentemente esto lo veían como una situación que pudiera afectar al gobierno políticamente, porque no querían exhibir que hay zonas en donde el gobierno no tiene control, para manejar una idea de que todo estaba bajo control», dijo a Grupo REFORMA Éder López, dirigente estatal del PES.

Indicó que de contar con ese mapa desde el inicio de las campañas, diversas agresiones a candidatos se hubieran evitado.

«Ellos (autoridades estatales) saben perfectamente en qué zonas se corre peligro y en cuáles no, además los propios dirigentes alimentamos de información al Gobierno del Estado. Yo califico a la SSP bastante tibia, con buenas intenciones, pero quedó ahí, con acciones reactivas y nada preventivas, Michoacán desgraciadamente es uno de los estados donde más violencia se vivió», añadió.

Ese mapa de calor fue dado a conocer de manera parcial hace unas semanas, cuando ya existía un saldo violento contra candidatos, indicó.


Los comentarios están cerrados.