REFORMA
REFORMA

Un gran jurado en Nueva York imputó cargos contra la Organización Trump y su director financiero. ¿Qué significa esto para el ex Presidente y su empresa?

La oficina del fiscal de distrito de Manhattan anunció el jueves cargos penales contra la empresa familiar de Donald Trump, la Organización Trump, así como su director financiero, Allen Weisselberg.

La acusación marca un punto de inflexión importante en la investigación del fiscal de distrito, Cyrus R. Vance Jr. y se centra en la falta de pago de impuestos sobre una variedad de beneficios que Weisselberg y otros ejecutivos recibieron.

¿Qué es la Organización Trump?

La compañía es una entidad comercial que engloba a cientos de firmas y asociaciones que poseen o administran edificios de oficinas, hoteles, torres residenciales, clubes de golf, derechos de marca, acuerdos de licencia y otros activos en todo el mundo.

Esas diversas empresas comparten personal con la Organización Trump, incluidos los dos hijos adultos de Trump, Donald Jr. y Eric, ambos vicepresidentes ejecutivos, y Allen Weisselberg, el director financiero acusado.

¿Cuáles son las acusaciones?

La acusación del gran jurado apunta a la Organización Trump por conspirar para ayudar a los altos ejecutivos a hacer trampa en sus impuestos al no informar de algunas compensaciones, como el uso gratuito de apartamentos y automóviles, pagos de matrícula escolar o reembolso de gastos personales.

La acusación califica a Weisselberg como uno de los mayores beneficiarios del esquema y dijo que recibió alrededor de 1.76 millones en compensación indirecta y oculta, lo que le permitió evadir cientos de miles de dólares en impuestos en todos los niveles del Gobierno. También habría recibido incorrectamente un total de 133 mil dólares en reembolsos de impuestos federales y estatales.

Weisselberg también está acusado de recibir alquiler gratuito, automóviles para él y su esposa y matrículas de escuelas privadas para familiares. La compañía ayudó a Weisselberg a afirmar falsamente que vivía fuera de la ciudad de Nueva York, aliviando su carga fiscal, según la acusación.

La compañía se declaró inocente, al igual que Weisselberg, uno de los empleados más leales y con más años de servicio de Trump. La compañía dice que ni ella ni Weisselberg hicieron nada malo y afirmó que los cargos tienen motivaciones políticas.

¿Cómo perjudicarán a la compañía?

Si la Organización Trump es declarada culpable, tendría que pagar una multa del doble de la cantidad de impuestos no pagados, o 250 mil dólares, lo que sea mayor. Es posible que la empresa también tenga que cambiar la forma en que opera.

Pero incluso en ausencia de una condena, la acusación podría plantear problemas.

«Las empresas que están siendo acusadas, ya sean privadas o públicas, grandes o pequeñas, enfrentan graves consecuencias colaterales. Las empresas de la industria de servicios financieros son reacias a hacer negocios con ellas. Su acceso al capital es limitado o cortado, al igual que su capacidad para colocar sus activos líquidos en bancos y corredoras».
Daniel Horwitz, abogado defensor en McLaughlin and Stern y exfiscal de la oficina del fiscal de distrito de Manhattan.

La Organización Trump podría tener más dificultades para cerrar acuerdos para poner el nombre de Trump en edificios o productos, atraer torneos a sus campos de golf y pedir dinero prestado, algo que se esperaba que hiciera tras abandonar la presidencia.

Puede que sea capaz de soportar los golpes. Es una empresa en expansión, pero sus operaciones son simples y entre bastidores: administra clubes de golf y hoteles, cobra cheques de las empresas que ocupan las oficinas que posee y cobra tarifas de licencia a los edificios y otros que usan su nombre.

¿La acusación afecta directamente a Trump?

No. Aunque Trump está vinculado a la Organización Trump, la empresa de bienes raíces que lleva su nombre, la acusación no lo señala directamente de irregularidades. Y ningún empleado que no sea Weisselberg fue acusado. Tampoco sus hijos.

Pero la investigación continúa y ahora parece centrarse directamente en Trump y en otros ejecutivos de la empresa.

¿Qué sigue?

La oficina del Fiscal de distrito Cyrus Vance Jr. (foto) buscó la cooperación de Weisselberg en una investigación más amplia contra Trump, y la imputación de cargos sería parte de una estrategia para presionarlo.

Los fiscales y un equipo de auditores forenses y expertos externos continúan revisando millones de páginas de las declaraciones de impuestos personales y corporativas de Trump, así como los registros y documentos subyacentes.

En particular, los fiscales han estado investigando si Trump y la Organización Trump manipularon el valor de las propiedades inmobiliarias de la empresa para obtener préstamos y beneficios fiscales , entre otros posibles delitos financieros.

El fiscal Vance ha dicho que tomaría una decisión sobre si acusar al ex Presidente antes de que deje el cargo el 31 de diciembre.

Staff
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.