REFORMA
REFORMA

La regulación de la publicidad sobre el consumo de cannabis podría ser necesaria para que los consumidores realmente tengan las mejores condiciones para ejercer el libre albedrío, y no el inducido por procesos psicológicos manipulados, consideró Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

El subsecretario de la Ssa sostuvo que la regulación sanitaria de la publicidad es tarea fundamental de las agencias sanitarias como Cofepris, pues ésta induce practicas de consumo de productos de riesgo, como el consumo de tabaco.

«No hay dosis saludable de tabaco. En la versión contemporánea, los sistemas electrónicos de administración de nicotina; vapeadores, cigarrillos electrónicos; se nos pretende hacer ver una posible salida a un mal crónico de muchas décadas, pero no es así», expuso.

«Tenemos que también tener presente que hay que regular la publicidad relacionada con ello; el alcohol y posiblemente en sistemas regulados próximamente algunos de los productos estupefacientes, por ejemplo, la cannabis, por lo tanto habrá que tener progresos importantes en la publicidad (…) que siempre estén apegados a principios fundamentales de derecho a la información a la transparencia, a la veracidad que permitan que las personas consumidoras realmente tengan las mejores condiciones para ejercer el albedrío libre y no el inducido por procesos psicológicos manipulados».

El funcionario participó en la inauguración del Simposio Internacional La Regulación Sanitaria en un Mundo PosCovid-19, con motivo del 20 aniversario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Exige OPS Cofepris sin corrupción

La Cofepris debe regular más del 10 por ciento del Producto Interno Bruto del País, por lo que se requiere una agencia regulatoria sin corrupción, con reglas claras para el relacionamiento con las industrias, demandó Cristian Morales, representante de la OPS-OMS en México.

La Cofepris, añadió, debe proteger a la población de riesgos sanitarios, pero debe ser barrera indispensable para frenar los intereses de industrias farmacéuticas, alimenticias, químicas y tabacaleras.

«Para lo cual la regulación también por cierto es una forma de luchar contra el narcotráfico», dijo, «el sistema de salud de la 4T necesita una autoridad reguladora fuerte comprometida con la salud en México y en la región».

Morales reconoció el pasó que dio Cofepris hace dos años en su función de farmacovigilancia.

«Hasta hace dos años atrás, una de sus funciones centrales, la farmacovigilancia estaba apoyada por la industria, hoy la Cofepris tiene control de esta función», aseveró durante su participación en la inauguración del simposio.

La OPS-OMS, añadió Morales, respalda la preparación de Cofepris para su redesignación como autoridad nivel cuatro en la región, el próximo año.

Es una autoridad, puntualizó, de referencia regional y sus decisiones pueden servir de base para las decisiones regulatorias de otros países con menor desarrollo.


Los comentarios están cerrados.