AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

MONTERREY. De enero a mayo pasados, los clientes de bancos comerciales presentaron 64 mil 889 reclamaciones, un 32 por ciento o 15 mil 874 quejas más respecto al mismo periodo del 2020, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Las principales causas de reclamo fueron: consumos, cargos y transferencias no reconocidas, detalló Óscar Rosado Jiménez, presidente de la Condusef.

En este sentido, explicó que estas quejas están relacionadas con un aumento en el número de fraudes cibernéticos para la suplantación de identidad.

«Lo que creció fue el fraude cibernético, en donde a través de una llamada, correo o mensaje te señalan que estás teniendo movimientos inusuales en plataformas de comercio electrónico, hacen que la persona se asuste y los van embaucando para ‘soltar la sopa’, datos de las tarjetas», describió.

Una vez que los delincuentes obtienen los datos sensibles, añadió, realizan compras o transferencias y posteriormente el dueño de la tarjeta reclama los cargos realizados.

Rosales expuso que con motivo del aislamiento por la pandemia y a pesar de que éste ha disminuido gradualmente, las personas son más propensas a recibir llamadas de fraude.

En Nuevo León el alza en las reclamaciones fue menor, de 17.4 por ciento, al registrarse 2 mil 908 quejas en el periodo de referencia, el equivalente al 4.5 por ciento del total de reclamaciones en el País.

El principal aumento en los reclamos registrados en el Estado provino de la Gestión de Cobranza, cuyas quejas se elevaron en 43.5 por ciento, equivalentes a 405.

Así, el 93.8 por ciento del aumento en reclamaciones en el Estado es atribuible a temas como que los despachos de cobranza realizan llamadas telefónicas en horarios inadecuados, amenazan a los deudores o les hablan a familiares, entre otros.

«A pesar de que hubo una estructuración de créditos con la pandemia y que los índices de morosidad están más o menos estables, algunas personas perdieron sus empleos y, pues, si hay un tema de pagos atrasados», señaló el presidente de la Condusef.

 

Foto Cortesía Reforma


Los comentarios están cerrados.