EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM
EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM

La Inversión Fija Bruta (IFB) en México tropezó en abril y registró su primera caída mensual en el año, ante un menor gasto en construcción, así como en maquinaria y equipo, provocada por las disrupciones en las cadenas de valor a nivel global, la temporada electoral interna y la posibilidad de una política monetaria menos expansiva, lo que contuvo el gasto de las empresas en estos rubros.

De acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el indicador se contrajo 0.9 por ciento en el cuarto mes del año, su primera caída desde diciembre del 2019, cuando retrocedió 2.3 por ciento, y luego de tres meses consecutivos en recuperación.

Al interior del indicador, destacó que los gastos en construcción retrocedieron 1.3 por ciento durante dicho periodo, de acuerdo con cifras desestacionalizadas; su segundo mes consecutivo con caídas.

El descenso fue impulsado por una disminución en tipo no residencial de 0.3 por ciento a tasa mensual. El tipo residencial cayó 2.4 por ciento respecto al mes anterior.

Por otra parte, los gastos totales realizados en maquinaria y equipo fueron menores 0.8 por ciento, su primera caída desde diciembre del año pasado cuando retrocedió 0.9 por ciento.

De manera desagregada, la adquisición de estos bienes de origen nacional retrocedió 2.3 por ciento a tasa mensual. El equipo de transporte cayó 9.6 por ciento y la maquinaria, equipo y otros bienes subieron 5.7 por ciento.

El gasto en maquinaria y equipo de origen importado ganó 0.8 por ciento. La mejora se debió a que maquinaria, equipo y otros bienes aumentaron en 1.7 por ciento y el equipo de transporte fue menor en 8.3 por ciento.

En su comparación anual, la inversión fija bruta aumentó 42.1 por ciento en términos reales en el mes en cuestión, ligando dos meses consecutivos con incrementos, lo cual se explica por una baja base de comparación en 2020, a consecuencia de la crisis.

A su interior, los gastos en maquinaria y equipo total se incrementaron 47.4 por ciento y en los de construcción crecieron 36.2 por ciento con relación a los de igual mes de 2020, con series desestacionalizadas.

Pese a estas cifras, los analistas coincidieron que el resultado no implica un cambio de tendencia en la inversión, y por el contrario, esperan tasas positivas en la segunda mitad del año, aunque marginales.

“Luego de varios meses positivos, la caída en abril no será un cambio de tendencia aunque sí veremos en mayo un comportamiento ligeramente negativo, esto estará influenciado por la incertidumbre electoral que tuvimos en el país”, indicó Ernesto O’Farrill, presidente de Grupo Bursamétrica.


Los comentarios están cerrados.