ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM

El jefe del departamento de Sanidad, Rubén Rentería Elizalde, anunció un operativo para supervisar a comerciantes de comida ubicados en Río Florido, tras recibir aproximadamente 40 reportes de ciudadanos que dudan de la salubridad.

Detalló que durante la semana comenzaron a recibir quejas de los ciudadanos, quienes denunciaron que, con la llegada de jornaleros, diversos comerciantes instalaron puestos de comida que funcionan desde la madrugada hasta la noche.

Para atender estas quejas, el personal acudirá a revisar los puestos, con la finalidad de hacer un padrón de comerciantes y verificar que estén regulados, además de confirmar que tengan todas las medidas sanitarias.

Añadió que en su mayoría no son comerciantes de la comunidad, sino personas de la cabecera municipal y lugares como Calera de Víctor Rosales, Sain Alto y Felipe Pescador, además de comunidades aledañas.

“Tenemos el reporte de bastantes vendedores ambulantes que ofertan tamales, atole, churros y pan, y que es lo que consumen los jornaleros de manera cotidiana, por lo que es necesario regular que estén en condiciones óptimas para evitar enfermedades gastrointestinales”.

Rentería Elizalde aseguró que es una amplia variedad de alimentos los que ahí se ofertan, pero desconocen las condiciones en las que están los alimentos, por lo que necesitan normar la situación.

“Sí es alarmante la situación en cuanto a los reportes que nosotros estamos recibiendo, ya que las personas dicen que estos puestos no se ven muy salubres”.

Los reportes comenzaron a llegar hace cuatro días, mediante los que basan el operativo, incluso solicitaron apoyo de elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) para evitar cualquier percance, “puesto que las condiciones de seguridad quizá no son las mejores, pero, sobre todo, cuando llegas con una persona a multarla o a requerirle su producto, no es muy agradable para ellos y puede ser que seamos agredidos”.


Los comentarios están cerrados.