MIRIAM SERRANO | NTRZACATECAS.COM
MIRIAM SERRANO | NTRZACATECAS.COM

SOMBRERETE. El secretario general de la sección 201 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM), develó que no pueden acercarse a las instalaciones de la mina San Martín de Grupo México, porque “ahí tienen como un comando armado, parecen paramilitares, adentro de la mina, en lugar de tener veladores, tienen gente bien armada y nadie puede arrimarse”.

Por lo anterior, detalló que los huelguistas se mantienen en pie de lucha desde la sede sindical, pues, aunque la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró como legítima la huelga que emprendieron hace casi 14 años, directivos de Grupo México continúan laborando ilegalmente en la mina con trabajadores del sindicato de beneficio, quienes obtuvieron el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) de forma ilegal.

Detalló que luego de esta resolución, en la que se reconoce que el CCT pertenece al SNTMMSSRM, de Napoleón Gómez Urrutia, la empresa minera realizó una reunión con los trabajadores del sindicato ilegal para informarles sobre lo que determinó la SCJN, pero que no había ningún problema, que seguirían trabajando como hasta ahora, que no tuvieran temor.

Comentó que desde que se retomaron operaciones en la mina también se instaló un retén militar en el entronque a San Martín, cuando se mueven los elementos del Ejército Mexicano, “ponen a esa gente ahí para cuidarles el local y cuando regresa el Ejército pues ellos se mueven para arriba”.

“Así se las gasta el señor Larrea, el dinero compra conciencias”, agregó al decir que los abogados del sindicato siguen trabajando en el caso para que se rectifique la huelga y se haga uso de la fuerza pública para sacar a la gente y deje de operar la mina porque están trabajando ilegalmente y se debe respetar el estado de derecho.

Reiteró que cuando en una unidad se tiene un estado de huelga, significa paro de labores, y esto no se respeta.

El 9 de mayo de 2006, Grupo México anunció el cierre, por tiempo indefinido, de la mina San Martín, luego de una huelga que iniciaron casi 500 trabajadores desde el 28 de febrero del mismo año; sin embargo, la huelga es reconocida hasta el 30 de julio de 2007.


Los comentarios están cerrados.