ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Desde hace dos semanas, el grupo industrial de ladrilleros no tiene ingresos, ya que la lluvia no les permite trabajar, lo que afecta directamente a 50 trabajadores, de los que dependen cerca de 100 personas más.

Armando Caldera Garay, presidente representante del Grupo Industrial de Ladrilleros, detalló que desde el comienzo de las lluvias, el trabajo en la zona ladrillera se detuvo, “bajó al 100”, ya que no pueden trabajar bajo estas condiciones, por lo que algunos renunciaron para buscar otras formas para conseguir ingresos; sin embargo, muchos de los ladrilleros dependen únicamente de este trabajo.

Además de esto, el producto no deja buenas ganancias, e incluso tuvieron que subir el precio 20 centavos, es decir, de 3.60 a 3.80 pesos la pieza, pero las personas suelen regatearlo, lo que deja sin opciones a los trabajadores, por lo que terminan vendiendo al precio usual.

“Hay gente que está esperanzada únicamente al ladrillo y ahorita pues nomás se da vueltas y hay otros que están en la obra, pero la mayoría nomás se va a tristear ahí en las ladrilleras porque no hay nada que hacer”, expresó.

Además de la lluvia, los ladrilleros se enfrentan al bajo precio de sus productos y altos costos para el material, ya que deben contratar pipas para llevar agua al parque ladrillero, por lo que considerar subir costos, pero los compradores se niegan a comprar el material y “como todos los ladrilleros andamos con necesidad y tenemos que sacar el día de mañana pues a veces accedemos”.

Por lo pronto, las casi 150 personas que dependen de estos negocios están a la espera de que las condiciones mejoren para volver a producir.


Los comentarios están cerrados.