ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. “Como ha corrido sangre en estos últimos días, no faltan personas asesinadas, podemos perder el asombro, nos puede dar lo mismo, quedarnos con los números o sentir compasión”, declaró el obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló.

Durante la misa dominical en la Catedral Basílica aseguró que se no se debe perder la capacidad de asombro en tiempos tan complicados, que es necesario el descanso y la compasión.

“La compasión es cuando nuestro corazón toca otro corazón, se identifica y se conmueve, duele y se asombra, se abre al amor, por eso Jesús nos invita a tener ese corazón”.

Aseguró que los días de verano tienen olor a vacaciones, descanso y familia y en estos días en los que “cuesta más trabajo llevar el pan a la casa y vivimos más tensos, es necesario”.

“No pudiéramos vivir sin el descanso, por la noche, por el medio día, así ejercemos la vida, el señor nos invita a descansar y a tener compasión para que la vida tenga sentido”.

Expuso que el descanso también debe ser una introspección del espíritu para no vivir tan rápido.

“Yo no merezco vacaciones, pero las necesito, voy a aprovechar para meditar, orar y alimentar el corazón de compasión, hacerle caso a las palabras del Papa Francisco y hacer ecología del corazón”, finalizó.


Los comentarios están cerrados.