KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

María Guadalupe López Marchant, titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Ordenamiento Territorial (Seduvot), declaró que el aumento en el costo de las viviendas no es consecuencia del nuevo código urbano.

Precisó que la industria de la construcción presentó un incremento en el material de construcción, acero, y cemento, así como obras de infraestructura hidráulica y costos de tierra, elementos que han generado un incremento en los gastos al momento del desarrollo de un fraccionamiento.

López Marchant resaltó que con el código urbano se eliminan procesos burocráticos, además de establecer los lineamientos para la creación de fraccionamientos que respeten los derechos humanos de las personas como el libre tránsito.

“Aseverar que el aumento de las viviendas es por el código urbano no es y no coincido para nada, en el código lo que se fomentó fueron acuerdos que se tenían con la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), entre ellos disminuir la cantidad de trámites ante cabildo y ahora solo se tienen que presentar con el director de obras públicas, además se homologaron todos los permisos que se le solicitan a los desarrolladores de vivienda”, argumentó.

En este sentido, pidió a las autoridades municipales a apegarse a los lineamientos del código para el otorgamiento de los permisos y no aumentarlos, para que este no sea un impedimento en tiempo para la autorización del desarrollo de un fraccionamiento.

Subrayó que otro de los puntos que se pretende prevenir con el código es la creación de fraccionamientos de riesgo, tal es el caso del Rincón Guadalupano en Guadalupe.

López Marchant subrayó que el código urbano del estado atiende a los lineamiento establecidos en la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, a la ley General de Asentamientos Urbanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, modificada en 2016.

Refirió que los desarrolladores de vivienda no están de acuerdo con el incremento de la dimensión de banquetas y anchura de calles, pero si estos aspectos se ven desde la ciudadanía se trata de un respeto de derechos, donde la población puede transitar libremente por la vía pública, “para que puedan transitar por un espacio público libre, con más espacios verdes, espacios de usos mixtos, disminuir los desplazamientos en vehículos para la solicitud de un servicio”.

Otro de los beneficios del código es que dio la posibilidad de incrementar la densidad de construcción de vivienda, lo cual permite que se pueda hacer un diseño distinto a la vivienda unifamiliar, donde se “continúe siendo un negocio para los desarrolladores de vivienda y para quien adquiere una de interés social”.

Ante este panorama, la titular de Seduvot externó que existe desinformación por parte de la Canadevi sobre el Código Urbano vigente del estado, ya que este respeta los derechos humanos de movilidad y vivienda.


Los comentarios están cerrados.