EL FINANCIERO
EL FINANCIERO

La actividad económica en México siguió creciendo en junio pero a una menor tasa, impulsada por el sector de los servicios, mientras la actividad industrial fue el principal obstáculo.

De acuerdo con los resultados en el nuevo Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), se estima una variación anual del Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) con un incremento de 0.3 por ciento en el sexto mes del año respecto al mes anterior.

Lo anterior representa su segundo mes consecutivo con incrementos mensuales según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El resultado se da después de un alza de 0.6 por ciento en mayo, mientras que en abril la caída fue de 0.16 por ciento.

En su comparación anual, el IOAE subió 14.7 por ciento en el sexto mes, menos que el 24.54 por ciento de mayo, aunque hiló cuatro meses consecutivos con crecimiento.

Por grandes sectores, se calcula una caída mensual de 0.7 por ciento en junio para las actividades secundarias, mientras que para el sector terciario, la variación mensual estimada sería un alza de 0.4 por ciento.

“La mala nota de hoy es que Inegi anticipa una caída en la actividad industrial de junio de -0.7 por ciento, después del retroceso de 0.1 por ciento en mayo. La buena es para el IGAE en su conjunto, anticipa crecimientos positivos de 0.6 por ciento y 0.3 por ciento para mayo y junio, respectivamente”, publicó el subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath, en su cuenta de Twitter.

En su comunicado informaron que el IOAE no reemplaza los datos del IGAE, sino que complementa la información oficial.

Los resultados de este nuevo indicador se presentarán una semana antes de que se den a conocer las cifras del IGAE del mes en cuestión.

Añadieron que el IOAE se genera a partir de un modelo estadístico de nowcasting, o estimación del momento actual, que permite mejorar la oportunidad con la que se da a conocer la información referida a variables macroeconómicas clave de periodos de referencia en el pasado inmediato.

Además, el IGAE y sus componentes se dan a conocer aproximadamente ocho semanas después de terminado el mes de referencia, el IOAE presentará sus estimaciones apenas tres semanas después del cierre del mes, adelantándose en cinco semanas a la salida de los datos oficiales.

Pierde dinamismo

Ernesto O’Farril, presidente de Grupo Bursamétrica, indicó que los sectores secundario y terciario muestran una trayectoria de desaceleración en abril, mayo y junio a tasas mensuales, y además señaló que está perdiendo dinamismo la manufactura exportadora.

Explicó que la parte de servicios mantiene un ritmo positivo teniendo como principal impulso el flujo de remesas, porque el empleo y el crédito al consumo siguen en terreno negativo.

Añadió que espera que con el nuevo secretario de Hacienda se pueden implementar cambios en la política económica encaminados hacia un mayor impulso a la inversión productiva.

El Indicador Oportuno permite realizar una estimación del IGAE con 5 semanas de anticipación a la revelación de los datos oficiales, así como de la actividad industrial y del sector servicios.

Para los expertos, el menor dinamismo en la actividad económica también se explica por el reciente aumento en la propagación de la pandemia.

“Los datos muestran cierta desaceleración, en gran parte consideramos que es el efecto de la pandemia del Covid-19, e incluso en las últimas semanas ha venido incrementándose, provocando que la economía no pueda reabrir por completo”, dijo Carlos González, director del grupo financiero Monex.

Consideró que “el entusiasmo por el tema de la vacunación se ha venido moderando, también vimos un tema en donde las elecciones pudieron haber tenido cierto efecto, y por otra parte, la industria tuvo problemas por el lado de la oferta en algunos insumos que probablemente también hayan afectado el dinamismo económico”.

Crecimiento trimestral

De acuerdo con los registros del INEGI, se estima que el IGAE creció 20.1 por ciento anual en el segundo trimestre de este año, pero resultó 2.3 por ciento menor respecto al mismo periodo de 2019.

Si se compara con el trimestre previo, la actividad económica crecería 1.94 por ciento y con ello acumularía cuatro periodos consecutivos al alza.

Banorte estima que la economía mexicana reportará un crecimiento de 20.3 por ciento anual en el segundo trimestre, Bursamétrica prevé un 19.6 por ciento, mientras que Monex estima un 20.0 por ciento.

Con base en las cifras del IOAE, se estima un incremento anual de 28.1 por ciento anual en la industria en el segundo trimestre, y una caída de 0.01 por ciento respecto al trimestre previo. Para el sector servicios el crecimiento estimado es de 17 por ciento anual, y de 2.6 por ciento trimestral.


Los comentarios están cerrados.