AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

MONTERREY. Al tiempo que el Instituto Nacional Electoral (INE) votaba sanciones a Samuel García por no reportar como gastos de campaña la promoción que hizo su esposa a través de redes sociales, Mariana Rodríguez presentó ayer una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por presunta violación de sus derechos.

«Dicha determinación violenta mis derechos humanos de libertad de expresión, asociación, igualdad y libre de toda violencia», indica la esposa del Gobernador electo de Nuevo León, en referencia a las resoluciones del árbitro.

En la queja, Rodríguez alude que todos los tratados internacionales de derechos humanos firmados y ratificados por México tienen rango constitucional.

«De manera que el Estado Mexicano está obligado a hacer realidad el derecho a la participación política y a generar las condiciones para que sea ejercido en condiciones de igualdad, libres de discriminación y de violencia», indica.

La influencer sostiene que la difusión de las publicaciones denunciadas fueron realizadas en ejercicio de su libertad de expresión y de manera espontánea.

«De ninguna manera se trató de espacios comerciales, toda vez que no se recibió pago alguno, mucho menos se tuvo que pagar para subirlas a algún sitio.

«La resolución sostiene que mi participación voluntaria implica una aportación en especie en campaña, cuestión sesgada, que sin prueba alguna, trasgrede mis derechos humanos, imposibilitandome ejercer de manera libre mi libertad de expresión», concluye.

En tanto, el Gobernador electo denunció al INE de presunta violencia política de género contra su esposa.

«Según su dictamen, la obliga a elegir entre participar activamente en la campaña, o poder ejercer libremente su profesión, afectándola por el hecho de ser mujer, con base en un estereotipo de esposa, ajena a las actividades de su pareja, y a eso se le llama violencia política de género», añade.

Foto Cortesía Reforma


Los comentarios están cerrados.