AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Luego de que el INE sancionara al Gobernador electo de Nuevo León, Samuel García, por gastos de campaña no reportados, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió ayer a arremeter contra el órgano electoral y afirmó que éste no hace las cosas bien.

Durante la conferencia mañanera, consideró que hay fines «politiqueros» detrás de la sanción al emecista y defendió el apoyo que, mediante publicaciones en redes, hizo la influencer Mariana Rodríguez a su esposo, el ahora mandatario electo, durante la campaña.

«Pues no puedo opinar de esto, yo siento que no están haciendo bien las cosas en el INE, en el Tribunal (electoral). Desde que cancelaron las candidaturas, no por ser candidatos o precandidatos de Morena, de Guerrero y de Michoacán, mostraron que no son demócratas auténticos», acusó.

«Es algo parecido ahora, no me da confianza estas decisiones, la verdad, pero hay que respetarlos».

El INE aprobó sumar 27.8 millones de pesos a los gastos de campaña de García por la promoción en redes que realizó su esposa. Al considerarlo un gasto no reportado, multó con 55.4 millones a Movimiento Ciudadano y con 448 mil pesos a García.

Cuestionado sobre esta resolución, López Obrador dijo que es normal que la esposa del Gobernador electo haya hecho publicaciones a favor de su marido, como sostiene García, y defendió la participación «sin límites» de los simpatizantes.

«Deben de participar, como todos, sin límites, y es lo más normal que un simpatizante, más si se trata de la esposa, pues que hable bien de su esposo. Si va a cobrar o no va a cobrar, eso es otra cosa», consideró.

«Yo veo esto más politiquero, porque ni siquiera diría político, la política es un noble oficio. Hay que ver quién está ahí maniobrando, por eso hay que renovar el INE y el Tribunal, para que haya seriedad», expuso.

De paso, López Obrador criticó nuevamente el retiro que, en abril pasado, hicieron las autoridades electorales de las candidaturas de Félix Salgado, quien buscaba la gubernatura de Guerrero, y de Raúl Morón, que contendía por el Gobierno de Michoacán.

Como última instancia, aseveró, el Tribunal Electoral federal incurrió en una total contradicción en este caso, pues cambió de criterio de una manera «muy rara» y resolvió quitar las candidaturas de los morenistas.

«Si se analiza bien, fue una gran injusticia, un atropello a los derechos ciudadanos, a los derechos políticos, pero, además, un absurdo desde el punto de vista inclusive legal, que ellos se refugian siempre, en que la ley, puro cuento», sentenció.

«Para los estudiantes de derecho, que revisen este asunto, todas estas contradicciones, pero como ya no hay otra instancia dejaron sin participar a dos candidatos, y yo sostengo que de manera injusta y con procedimientos completamente irregulares, por decir lo menos».

Foto Cortesía Reforma


Los comentarios están cerrados.