REFORMA
REFORMA

El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, pidió al Gobierno mexicano atender el llamado del Papa Francisco de comprometerse a erradicar el crimen y la impunidad y generar trabajo digno y útil para erradicar la violencia que afecta la región de la Tierra Caliente, en especial de Aguililla, Michoacán.

«Esperemos que el Gobierno federal no haga también caso omiso al llamado del Papa Francisco de comprometerse con la erradicación del crimen, la violencia y la impunidad, así como en la generación de espacios de trabajo digno y útil», publicó Cortés en su cuenta de Twitter.

Acompañó su mensaje con la carta que el Papa envió al Obispo de Apatzingán, Cristóbal Ascencio García, y que fue hecha pública esta semana.

En ella, el religioso argentino alentó a la población a salir adelante de las situaciones de pobreza, marginación y violencia a la vez que urgió a los gobernantes a generar condiciones de paz.

«Pido al Señor que convierta el corazón de los responsables de tanta muerte y desolación, y también que inspire a los encargados del bien común a comprometerse en la radicación del crimen y de la Impunidad, así como en la generación de espacios de trabajo digno y útil para la entera sociedad, especialmente para los jóvenes de esa tierra, que les permita salir de situaciones de pobreza y marginación, proyectarse hacia el futuro y no ceder a la tentación de adecuarse al circuito del narcotráfico de la violencia», indicó el Papa Francisco.

Desde el año pasado, el Municipio de Aguililla, ubicado al suroeste de Michoacán, a una hora y media de Apatzingán, sufre una ola de asesinatos, narcobloqueos y cortes de energía eléctrica por un enfrentamiento entre cárteles y el abandono de las fuerzas de seguridad que denuncian los pobladores.

Staff
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.