AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

MONTERREY, NL.- El conductor que la tarde del sábado se metió con una camioneta a una tienda 7-Eleven y atropelló a tres clientes, entre ellos un niño de 7 años, en Escobedo, estaba completamente ebrio.

Una fuente allegada a la investigación reveló el resultado del dictamen de alcoholemia que se le practicó a Salomón Cortez Hernández, de 35 años.

No ha precisado los gramos de alcohol que tenía por litro de sangre.

Cortez Hernández continúa detenido a disposición del Ministerio Público.

El accidente se registró a las 19:15 horas del sábado en la tienda ubicada en el cruce de las avenidas De Las Industrias y Mirasur, en la Colonia Villas de Mirasur.

Los lesionados fueron identificados como Rosa Blanca Segura Labrada, de 49 años, y su hijo Adrián, de 7

Además de Carlos Ceja Hernández, de 35 años.

Todos quedaron internados en el Hospital Universitario.

Las autoridades aún no determinan si el conductor de la camioneta Nissan Armada se iba a estacionar en la tienda o si perdió el control de está desde antes y se proyectó contra ella.

Segura Labrada narró que observó cuando el vehículo se dirigía al negocio y que alcanzó a proteger a su hijo.

Ella sufrió golpes y heridas en la cabeza, mientras que el menor presentó raspones y diversas contusiones.


Los comentarios están cerrados.