AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- El ex Gobernador panista de Sonora, Guillermo Padrés Elías, le debe más de 200 millones de pesos al fisco.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ya ordenó el pasado 2 de julio a sus notificadores requerir a Padrés el pago inmediato.

El monto original de la deuda es de 69 millones de pesos de impuestos no pagados en el ejercicio 2015.

Lo anterior significa que Padrés tuvo ese año unos 142 millones de ingresos no declarados, por lo que ahora el fisco busca cobrarle ISR e IVA correspondiente a esa suma.

Con actualizaciones y recargos, la deuda ya alcanza los 198.2 millones de pesos.

Además, otros cuatro créditos fiscales por montos menores ascienden con actualizaciones a 2 millones 78 mil pesos y también entraron ya en proceso de ejecución.

El pasado 5 de julio, notificadores del SAT se presentaron en el domicilio fiscal de Padrés, una oficina rentada en el edificio Punto Central en Santa Fe, donde el vigilante les informó que sí conoció al ex Gobernador, pero que «desocupó el domicilio desde hace ya mucho tiempo».

Al no ubicar a Padrés en su domicilio, el SAT notificó por estrados los mandamientos de ejecución, y según el Código Fiscal de la Federación, puede proceder a embargar cuentas bancarias, inmuebles o negociaciones, sobre los cuales eventualmente se podrá aplicar el cobro.

Padrés, quien gobernó Sonora de 2009 a 2015, enfrenta en libertad un proceso penal por lavado de dinero y presunto fraude fiscal de 70 millones de pesos, pero el procedimiento del SAT es paralelo e independiente a la parte penal del caso.


Los comentarios están cerrados.