CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM

TLALTENANGO DE SÁNCHEZ ROMÁN. Mientras los habitantes de Cicacalco insisten en mantener cerrado el relleno sanitario, los días útiles del tiradero municipal antiguo, ubicado en Carretones, están por terminar, lo que traería un grave problema a la demarcación, de no obtener respuesta por parte de los manifestantes que ya tienen ocho meses en plantón.

El presidente municipal suplente, José González, advirtió que algunos de esos manifestantes ya están, incluso, construyendo una vivienda afuera del relleno, como parte de su estrategia para evitar que éste se vuelva a abrir, no obstante, que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) emitió dictámenes que favorecen a la autoridad.

En entrevista, el alcalde refirió: “están fincando una vivienda frente al relleno”, tras comentar que el gobernador electo, David Monreal Ávila, les ofreció que cancelaría el proyecto que costó 25 millones de pesos y que representaría, por tanto, un gran costo para el Municipio, estado y Federación.

El alcalde explicó que, ante la falta de un espacio, se sigue llevando la basura municipal a Carretones, lo que aceptaron los habitantes de la localidad al saber del conflicto; sin embargo, ya se advierte que no será por mucho tiempo: “ellos están aguantando por el problema de Cicacalco, pero es necesario hallar una solución rápida”.

El presidente insistió en que la Profepa y todas las autoridades ambientales refresndaron su aval al proyecto que fue construido hace más de un año, “pero ellos de todas formas mantienen su postura aunque los dictámenes son favorables a la autoridad”.

Recordó que de acuerdo con los dictámenes, el relleno no tiene ningún problema de contaminación, ni volátil, ni subterránea, “que era lo más difícil y también salió favorable”, no obstante, la comunidad sigue sin aceptar que el relleno se vuelva a abrir.


Los comentarios están cerrados.