KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Durante la temporada de calor y lluvias es común la presencia de hepatitis A, especialmente en niños de edad escolar, de los 5 a los 12 años, informó el epidemiólogo Carlos Gómez. Resaltó que este año este tipo de hepatitis es benigna y, generalmente, ocasionada por el consumo de alimentación o agua contaminada.

El epidemiólogo detalló que esta patología prevalece en dos por ciento de los niños en edad escolar y, aunque es un número muy bajo, la preocupación es que se llegue a una hepatitis fulminante, que provoque la muerte del niño, de ahí la importancia de la vigilancia epidemiológica.

Gómez informó que la hepatitis A tiene mayor presencia por su forma de contagio, que es oral-fecal; también, recordó que no existe un tratamiento, pero sí una vacuna que la previene, que es aplicada a partir del año de edad.

Los síntomas de la hepatitis A son presencia de enfermedad gastrointestinal, fiebre, náuseas, diarrea; así como apariencia amarilla en piel u ojos; en caso de presentar cualquiera de éstos, es necesario acudir a recibir atención médica, para contrarrestar el avance de la enfermedad.

Otra de las características de la hepatitis A es que su presencia se da en pequeños brotes, de uno a dos casos, que suelen ser familiares o dentro de instituciones educativas y, al ser identificados, se pueden realizar acciones de saneamiento básico, para evitar la propagación del virus.

El especialista mencionó que, por lo menos en este año, en el grupo de monitoreo que le corresponde no se han detectado brotes o casos positivos de esta enfermedad, lo que se puede atribuir a las clases a distancia y la implementación del lavado constante de manos.

Además de esta variante, existe la hepatitis B, que se transmite a través de fluidos corporales relacionada con el uso de drogas, y la C, que se contagia por vía sanguínea.


Los comentarios están cerrados.